Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
12 de Septiembre de 2019

 

Quentin Tarantino lo ha vuelto a hacer. En cada uno de sus estrenos se produce una reacción a favor o en contra, casi sin términos medios y “Once Upon a Time in Hollywood” no ha sido una excepción. Lo que sí parece una opinión consensuada, es la meticulosidad del director para ambientar sus films. Ya sea en la música, el vestuario o el interiorismo, Tarantino es muy perfeccionista para recrear la época o el lugar que pretende filmar. En este caso, además, recrea la llamada “Meca del Cine”, concretamente en el año 1969. Para documentarse, el director contó con un amplio archivo fotográfico, documentales de la época y también películas. También consultó centenares carteles de las películas, de las que rinde homenaje o se inspira para hacer “Once Upon a Time in Hollywood”.

 

The Wrap

 

El conjunto, ha producido un salto en el tiempo y una recreación meticulosa del Hollywood de finales de los 60’. Al margen de si nos gusta o no su cine, el paseo visual que nos ofrece de las calles de Los Ángeles, con sus rótulos, cartelería comercial, logotipos, marquesinas de cines, etc. es toda una lección de cómo el diseño gráfico nos ayuda a situarnos en un momento y un lugar. Se han recreado carteleras de cine de ese momento para vestir las calles por donde pasan los personajes, hay rótulos de restaurantes, famosos entonces y que ya no existen, comercios emblemáticos del momento, etc.  

 

IMDB

IMDB

IMDB

 

También tenemos los carteles de las películas que supuestamente ha hecho el personaje Rick Dalton (Leonardo DiCaprio). Ahí se ve las referencias a los “Spaguetti westerns” de Sergio Leone de quien Tarantino, también toma el nombre del film: “Erase una vez Hollywood” se inspira en “Erase una vez América” de Leone. El propio cartel de la película es todo un compendio de tics gráficos que nos remiten a ese momento y a ese cine entre la serie B y el género de acción. Desde ahí, a la camiseta que lleva Cliff Booth (Brad Pitt) con el logo de las bujías Champion, parece que todo está donde debe estar. La tipografía Cooper Black es la protagonista de una aparición en televisión de Rick Dalton. La vemos como fondo y en las camisetas de las go-gos. Se trata de Hulla Baloo, un programa de televisión que sí existió en la vida real y que fue emitido con relativo éxito en la época, con esa misma tipo. A pesar de ello, algunos freaks de las marcas han encontrado pequeños gazapos, pero nada que rompa una verosimilitud exhaustiva.

 

IMDB

 

Si alguna cosa destaca en los carteles es el lettering, presente en muchos de los rótulos que se ven durante el film. Un lettering muy americano que nos recuerda que justo en ese momento, el expresionismo tipográfico de Nueva York, con Herb Lubalin, Toni DiSpigna, Tom Carnese o el mismo Milton Glaser, estaban cocinando una renovación de la gráfica vernácula americana y de paso abrían la puerta a la cercana postmodernidad.

 

The Wrap