ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
25 de Septiembre de 2020

El pasado viernes 25 de septiembre tuvimos la oportunidad de presentar el primer informe de ESDESIGN, El diseño, de medio a mediador, en la novena edición de Serifalaris. El informe es un proyecto elaborado por el experto y docente, Óscar Guayabero, con la colaboración de Jordi Blasi, Mireia González, Esther Rico y Bernat Sanromà, que se gestó durante el confinamiento provocado por el COVID-19.

Cuando comenzó el confinamiento en China el 23 de enero de 2020, poco podíamos llegarnos a imaginar sobre el impacto real que iba a tener el COVID-19 en nuestra vida. Una pandemia mundial que ha removido las bases de todos los sistemas actuales, desde el plano social hasta el puramente económico.

En esta época, en la que se realizan continuas estimaciones, se procuran soluciones en tiempo récord, y se investiga sin descanso, uno de los sectores que más rápido ha sabido reaccionar a la hora de aportar soluciones, es el sector del diseño.

Estas soluciones han surgido de todas las áreas, y se han visto reflejadas de forma inmediata en la sociedad: desde la redistribución de los espacios, hasta la fabricación de productos sanitarios provisionales, pasando por nuevas aplicaciones del diseño de señalética, y cambios radicales en la comunicación gráfica de las marcas.

Mucho es lo que se ha aportado, pero ¿qué le depara al sector del diseño cuando esta situación acabe? ¿Hay cambios que han venido para quedarse?

Desde hace años, hay algunos diseñadores que han visto que el diseño no solo es un medio, sino que puede ser un mediador.

La combinación de una situación muy excepcional, unida a la sobreinformación continuada, y a una ausencia palpable de respuestas acerca del futuro inmediato, ha generado un clima de incertidumbre. En este contexto, y con el objetivo de iluminar, de algún modo, el camino que nos queda por recorrer, desde ESDESIGN decidimos ponernos en contacto con nuestros expertos.

Fruto de una voluntad por orientarnos en medio de este clima de incertidumbre, surge el informe Diseño: de medio a mediador, en el que el diseñador y docente Óscar Guayabero replantea el papel del diseño en la sociedad. En este estudio, Óscar aborda multitud de cuestiones entre las que encontramos qué le estaba pasando al entorno del diseño y sus funciones antes de la crisis provocada por el COVID-19, qué le estaba pasando al mundo en el que opera y, posteriormente, qué es posible que le pase al diseño, y en qué escenarios operará.

No cabe duda de que el COVID-19 replanteó nuestra actitud hacia los objetos, los espacios, el consumo, y muchos otros aspectos en los que el diseño tiene una influencia directa. Los diseñadores se lanzaron a ofrecer posibles soluciones a problemas concretos, ahora hemos de plantearnos cómo el diseño puede colaborar en paliar los efectos de la distancia social y, en el peor de los casos, de la enfermedad.

En el informe, Óscar nos habla de que la pandemia, en muchos casos, ha actuado como acelerador de fenómenos que, de una forma u otra, ya estaban ocurriendo. Sin embargo, hay muchos ámbitos en los que ha surgido una situación completamente nueva e inesperada, nunca antes vivida por el humano como grupo.

En el estudio se exploran aspectos del ser humano como ente, con su diversidad y sus limitaciones; el medio ambiente y la gestión medioambiental; la educación en sus diferentes ámbitos; la alimentación como necesidad básica primordial; la obtención y distribución de la energía; la vivienda como espacio de subsistencia esencial; y, finalmente, el propio sector del diseño.

El diseño, desde la moda al branding, de los espacios a los objetos o la gráfica, siempre ha sido, en parte, un medio para situar productos en el mercado. Para que el diseño no sea parte del problema, sino de la solución, ha de pasar de ser un medio a un mediador, para mejorar nuestra relación con nuestro entorno, con los demás y con el consumo.