Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
30 de Noviembre de 2020

Se ha expuesto en el Museu del Disseny de Barcelona, dentro de la Design Week, una exposición/iniciativa formada por 30 carteles de 50 reconocidas diseñadoras, ilustradoras, calígrafas o tipógrafas, provenientes de 30 países diferentes. Se trata de Across Borders una iniciativa global, colaborativa e intercultural que cree en el diseño como una herramienta para romper fronteras y crear un impacto positivo en la sociedad. Los carteles están hechos por parejas y la gran mayoría de autoras son personas migradas, es decir, que han establecido su residencia lejos del lugar donde nacieron y crecieron.

Esta doble condición de “mujer migrada” me parece relevante, ya que su mirada sobre las fronteras es particular y muy distinta a la de una masculinidad que suele blindar fronteras en lugar de hacerlas permeables. En un mundo en el que 272 millones de personas viven fuera de sus países de origen, Across Borders reivindica nuestra identidad cultural, diversidad y multiplicidad de puntos de vista, profundizando en nuestras diferencias y similitudes a través del diseño. Las fronteras son puntos de encuentro, no barreras; cruces de caminos donde todos podemos encontrarnos para imaginar un destino mejor.

Ciertamente vivimos un contrasentido, en un momento donde el mundo se ha hecho más pequeño, más accesible (pandemias aparte). La movilidad global es más evidente que nunca y, sin embargo, nunca antes, en nuestra historia, habíamos vivido en un mundo tan dividido y compartimentado. Cada año, producimos medio millón de toneladas de alambre de púas, suficiente para dar la vuelta a la tierra 200 veces. Esos alambres de púas están presentes en la exposición como símbolo de unas fronteras que intentan detener aquellos/as que, por motivos, políticos, económicos, climáticos o conflictos bélicos, buscan un lugar donde encontrar un futuro.

Entre las autoras presentes, y como decía trabajando siempre en parejas para generar un dialogo gráfico y sobre todo tipográfico: Tina Touli, Astrid Stavro (Pentagram), Asuka Watanabe, Marta Cerdà, Irene Pereyra (Anton & Irene), Lupi Asensio (Two Points), Maria Montes, Maria Fabuel (Domestic Data streamers), Kaoru Akagawa, Laura Meseguer, Nadine Chahine, Rendani Nemakhavhani, Jing Wei, Dora Balla, Rachel Joy Price o Camila Rosa.

En este caso, esta iniciativa, del estudio Mayúscula, tiene como objetivo recaudar fondos para las mujeres adquirir Dignity Kits que son donados a mujeres refugiadas, concretamente, mujeres sirias desplazadas en el Líbano por el conflicto bélico que asola su país. Por eso se pueden adquirir prints de alguno de los 30 carteles online en la web de Across Borders hasta el 20 de diciembre. Across Borders donará de 250 a 500 a través de la ONG Rescate.

Los Dignity Kits son packs de higiene y cuidado personal pensados especialmente para mujeres. Contienen desde jabón a ropa interior un juego de compresas reusables, unas chanclas o una linterna. Me parece especialmente potente el nombre del pack. La idea de que estas mujeres desplazadas en entornos de absoluta precariedad puedan conservar la dignidad de su intimidad en la higiene hace dolorosamente visible las condiciones en las que subsisten.

En cuanto a los carteles, independientemente de su objetivo, son piezas de una gran calidad gráfica donde sobresalen los trabajos tipográficos y la superposición de dos ideas, dos culturas, dos maneras de ver la gráfica y de ver el mundo que, a pesar de todo, se complementan y aumentan el valor del conjunto. La colección entera tiene una potencia y una belleza considerables.