Jordi Blasi
Diseñador Industrial
27 de Mayo de 2019

Durante muchísimos años los manuscritos de Leonardo da Vinci permanecieron casi al olvido. Salvados por uno de sus estudiantes, Francesco Melzi, con el tiempo muchos de ellos irían desapareciendo a causa del bajo interés que sus herederos mostraron. De los que se salvaron, muchos quedaron custodiados en la Biblioteca Británica que muestra ahora, en ocasión de los 500 años de la muerte del autor, su código digitalizado.

Leonardo da Vinci empezó a redactar el Codex Arundel en la casa de Piero di Braccio Martelli en Florencia, en el año 1508. Una colección de notas escritas en italiano por escritura especular o escritura en espejo, un método de escritura invertida con la que Da Vinci redactó muchas de sus notas. El Codex Arundel incluye diagramas, dibujos y textos breves que cubren una amplia gama de temas en ciencia y arte, así como notas personales. El núcleo del cuaderno es una colección de materiales que Leonardo describe como "una colección sin orden, extraída de muchos papeles, que he copiado aquí, con la esperanza de organizarlos cada uno en su lugar de acuerdo con los temas que tratan".

 

 

 

 

 

Podéis consultar el código digitalizado en el siguiente enlace:

www.bl.uk/manuscripts/Viewer.aspx?ref=arundel_ms_263_f001r#