ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
17 de Noviembre de 2020

En el caso de que el término morfología urbana no te sea familiar, debes saber que se trata de la definición y de la distribución de los edificios de la ciudad. Es perceptible simplemente con desplazarte por ella. No obstante, hay aspectos que pasan desapercibidos al ojo humano y que hay que conocer cuando hablamos del diseño de espacios urbanos.

Evidentemente, es muy importante que a la hora de planificar ciudades, esa morfología quede plasmada de forma gráfica; y es que el diseño urbano influye directamente en la vida de los ciudadanos. La manera de conseguir este objetivo es hacer uso del plano urbano.

Este es una representación gráfica de la totalidad de la urbe, y en él se plasman todos aquellos detalles de los elementos urbanos, como las calles o las manzanas de edificios, pero también parques y otras zonas de ocio que van a utilizar los ciudadanos.

¿Cuáles son los elementos a tener en cuenta en la morfología urbana?

Los que comentamos a continuación son algunos de los elementos básicos en la morfología urbana de un espacio. Estos son los que permitirán un correcto análisis del mismo.

Cómo están dispuestas las calles

Las calles y cómo están dispuestas es una herramienta con la que se puede realizar un análisis utilizando un plano urbano. Hay que considerar que, si bien los edificios que se disponen a lo largo de las vías urbanas pueden desaparecer, lo que es el trazado de la vía es más complicado que se modifique.

La tipología de las construcciones, otro elemento importante en la morfología urbana

Un aspecto muy relevante en la morfología urbana es precisamente esto, qué tipo de construcciones y edificios abundan son los predominantes. En este sentido, el plano urbano nos permite hacernos una idea bastante aproximada, pero lo mejor es verlos directamente.

 

morfologia urbana todos los tipos de planos urbanos que existen

La funcionalidad

La funcionalidad que tienen tanto las calles como los edificios presentes en la ciudad son las que proporcionan sus características a las distintas urbes. Algo importante es que la forma en la que se trazan calles y construcciones inciden directamente en la funcionalidad de la ciudad, y, por lo tanto, en la facilidad de uso que va a tener para sus habitantes.

¿Qué tipos de planos existen?

Antes de entrar de lleno en los distintos tipos de planos urbanos que podemos encontrar, queremos recordar algo. Por lo general, la escala en la que se representan las ciudades sobre plano son 1:25000, e incluso 1:50.000.

Con el plano conocemos cómo está distribuido el entramado de calles, y cómo y dónde se ubican los edificios más relevantes para la urbe. A continuación, señalaremos cuáles son los tipos de planos urbanos que existen cuando hablamos de morfología urbana.

El plano irregular

En este tipo de plano encontramos que la distribución no es ordenada, sino que más bien está representando una especie de laberinto urbano.

Los edificios se van disponiendo en las calles sin orden ni planificación, por lo que se consigue la irregularidad en el trazado y la heterogeneidad en la tipología de edificios que se pueden encontrar en ellas.

El plano irregular es vestigio de las ciudades más antiguas, en momentos en los que las redes de transporte no existían, y por lo tanto no hacía falta un ordenamiento en base a ello.

Este plano refleja un crecimiento orgánico, ya que la ciudad se expande según las necesidades de su población, sin planificar.

Plano ortogonal

El plano ortogonal recibe también otros nombres, como reticular o cuadricular. En este plano la morfología urbana se representa a base de un trazado de calles totalmente rectas. Estas se cortan unas con otras, proporcionando un aspecto de orden.

Prácticamente la totalidad de las ciudades incorporan esta morfología en algunas de sus zonas, ya que ha servido en algún momento como forma de expansión. Sin embargo, hoy en día el plano ortogonal es considerado un trazado difícil para la circulación por el gran número de cruces de calles. Esto hace que sean necesarios muchos semáforos.

Sin embargo, también presenta ventajas, como que es más fácil parcelar el terreno porque es muy regular.

Encontramos sus orígenes en Mileto, una ciudad griega que reconstruyó Hipodamo tras su destrucción por parte de los persas. Sobre todo, está presente en los ensanches de las ciudades más importantes de Europa en el s. XIX, como por ejemplo Madrid.

 

morfologia urbana todos los tipos de planos urbanos que existen

Morfología urbana: el plano radiocéntrico

Con este plano, es un lugar concreto de la ciudad el que ejerce de punto. Por lo general suele ser una plaza, y desde ella se articulan las otras calles. No obstante, con esta morfología urbana podemos encontrar calles importantes que están trazadas alrededor del núcleo. Se considera que esto facilita las comunicaciones.

El origen de este plano se encuentra en las ciudades del medievo, que siempre se articulaban en torno a un edificio que era relevante para toda la ciudad, como el castillo o una iglesia. Precisamente por esa importancia, todos los edificios se disponían alrededor de esa construcción y la ciudad estaba protegida y cerrada con una muralla. En las ciudades con esta morfología urbana las calles que eran más importantes nacían en el núcleo y se dirigían hacia las puertas de la ciudad.

El plano lineal

Se trata de un plano alargado, y que por lo general nace por influencia de alguna vía mediante la cual se comunicaban distintas poblaciones. Suele estar presente en pueblos pequeños que se disponen en caminos o rutas con bastante tránsito. También se pueden encontrar en poblaciones costeras.

En estos días, las ciudades son organismos vivos que evolucionan, y por ese motivo es básico adaptar su morfología urbana a las necesidades de sus habitantes. La planificación adecuada es lo que permite la consecución del objetivo: tener ciudades cómodas y funcionales para todos. Pero claro, para ello es necesario ser capaz de crear planos urbanos que permitan plasmar todos los elementos que habrá en la urbe.

Solo con un conocimiento y profundo de esta cuestión, los profesionales podrán realizar esta tarea que reviste tanta importancia para todas las personas que conviven en un espacio urbano.