ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
09 de Agosto de 2019

Está claro que el empaquetado de los productos es una manera genial de atraer clientes porque llama la atención, y, además, porque si es un buen packaging, deja una buena impresión. De hecho, el diseño de estos envoltorios ayuda a crear clientes fieles, pero hoy en día ha evolucionado hacia algo más simple, funcional y artístico.

El empaquetado de los productos es mucho más que para proteger el producto que compras

Hace unos años, el packaging de los distintos productos era una herramienta para proteger aquel objeto que comprabas, sea el que sea, pero hoy en día,  el empaquetado de los productos ha dejado de ser un mero objeto de protección. Hoy en día es más una herramienta de marketing que permite a las marcas sacar su lado más creativo para atraer a los usuarios.

Hay muchísimos ejemplos de empresas que utilizan el empaquetado de sus productos como manera de diferenciación y como herramienta de marketing y promoción. Pensemos, por ejemplo, en marcas como Apple. Ellos han sido pioneros en dotar a los embalajes de personalidad propia, haciendo de ellos formas de protección de sus teléfonos funcionales en los que todo tiene su lugar. Además, al mismo tiempo, el empaquetado de sus productos es un rasgo completamente diferenciador de sus teléfonos. De hecho, ya son muchas marcas de telefonía las que copian a la marca de la manzana mordida.

Nuevo cambio radical de las empresas hacia el empaquetado de los productos

El empaquetado de los productos es un elemento vivo

Si bien cuando se diseña un packaging de calidad se hace en parte para llamar la atención de los usuarios (y para eso se tienen en cuenta sus gustos), los embalajes evolucionan dependiendo de las diferentes tendencias adaptadas a los nuevos tiempos.

Ejemplos de algunas marcas que han evolucionado

Como decíamos, hay muchas marcas que por este motivo han ido adaptando su packaging a los nuevos tiempos. Y aquí tienes algunos ejemplos:

Nuevo cambio radical de las empresas hacia el empaquetado de los productos

Coca Cola: Todos conocemos la botella actual de este refresco, y algunos hemos visto la evolución de la misma. De hecho, la primera botella en la que se comercializó es muy diferente a la actual, aunque recientemente se ha hecho ediciones especiales para coleccionistas.

Nivea: Seguro que has visto alguna vez esas latas azules con crema blanca que usaban nuestras madres cuando éramos pequeños. Y es que la de Nivea es una historia larga... pero no siempre han sido iguales, se han ido adaptando a los gustos de sus clientes.

Para las marcas es fundamental encontrar el empaquetado de productos con el que puedan enganchar con su audiencia y sus potenciales clientes, y para ello necesitan profesionales. La experiencia les puede ayudar a conocer mejor a su comunidad, para ser capaces de conectar con ella.

En ESdesign tienes a tu disposición las herramientas que necesitas para aprender y descubrir todos los secretos en nuestro Máster en Diseño de Packaging e Identidad Visual.