ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
02 de Marzo de 2021

Como sabes, el mercado actual es cada vez más competitivo. Por esa razón, es fundamental que las marcas sean capaces de destacar frente a las demás, utilizando todos los recursos a su disposición. Ahí es donde entra en juego el visual merchandiser, una figura fundamental en el diseño de espacios comerciales.

Si en algún momento te has preguntado qué es lo que hace este profesional y por qué es tan relevante para cualquier marca, sigue leyendo.

¿Qué es un visual merchandiser?

Para saber qué es un visual merchandiser, antes hay que hablar de su disciplina: el visual merchandising.

El visual merchandising consiste en diseñar y crear espacios comerciales que sean capaces de atraer al usuario y, en última instancia, lograr que las ventas de la empresa crezcan. Para ello, se utilizan estrategias que van desde la optimización de la apariencia hasta la colocación de los distintos elementos en los espacios más adecuados.

La clave es la palabra visual. No solo es fundamental hacer que un producto, en este caso, un espacio comercial tenga el mejor aspecto para el usuario, sino de conseguir que los elementos que se disponen en él se coloquen en los mejores emplazamientos para que puedan ayudar atraer usuarios.

 

¿Qué es un visual merchandiser y qué funciones tiene?

 

¿Por qué es tan importante?

Que las funciones de un visual merchandiser se realicen correctamente es crítico para cualquier empresa o negocio, sea del tipo y del tamaño que sea.

Como hemos señalado al principio de este artículo, la competitividad del mercado en el que nos encontramos es cada vez mayor. Por esa razón, las distintas marcas y empresas se encuentran diariamente ante el reto de captar la atención del usuario. Esa atención se puede convertir en ventas, y el visual merchandising es una forma de eliminar todo el ruido que existe a nuestro alrededor y centrar la atención del usuario en nuestra marca o producto.

Lo habitual es que en los establecimientos encontremos publicidad en la que el texto es el componente principal, sin tener en cuenta que lo de verdad impacta es lo visual. No se trata de que los usuarios lean en los productos “mírame”, sino que lo hagan directamente.

Para conseguirlo, la primera tarea de este profesional es la de crear un esquema de la arquitectura de la información del espacio. Pensemos que el visual merchandising trata de enviar un mensaje al usuario, y ese mensaje está compuesto por el mismo espacio. 

¿Cuál es la clave?

La más importante de las funciones del visual merchandiser es la de ser capaz de diseñar y crear espacios comerciales en los que se puedan combinar los puntos de venta con los productos y el aspecto general de la marca para la que trabaja.

Además, tiene que hacerlo de manera que el valor de cada uno de los productos del espacio quede bien claro, así como el valor comercial de la marca. Por lo tanto, una de sus prioridades en todo momento debe ser la orientación del espacio hacia una experiencia de cliente óptima, centrada en guiar la percepción del potencial cliente a aquello que queremos mostrar.

La meta que persigue el marketing visual es el de llamar la atención al usuario y hacer que avance a través del funnel de ventas.

 

¿Qué es un visual merchandiser y qué funciones tiene?

 

¿Qué hace entonces el visual merchandiser?

Este es el responsable de crear la imagen del espacio comercial de tu marca: disposición de productos, elementos, mobiliario, etc. En definitiva, todo lo relacionado con aquello que verá el público, y que hará que tu cliente potencial se decida por tu marca. Ese es el cometido de este profesional.

Algunas de las funciones más habituales de este tipo de perfil son las siguientes:

  • Desarrollo de conceptos innovadores que aúnen pragmatismo, innovación, estética y seguridad. En todo momento deben plasmar lo que necesita el cliente.

●      Diseño y montaje de expositores de determinados artículos o productos para captar la atención del cliente.

●      Contacto directo con el cliente para establecer y determinar cuáles son las necesidades, preferencias y propósito del espacio.

●      Preparación y conceptualización del espacio.

●      Asegurar la coherencia y uniformidad del espacio comercial, adaptando para ello todos los elementos que sean necesarios.

●      Supervisión de todos los trabajos que se realicen en el establecimiento.

●      Responsable de todos los elementos que puedan incidir en el aspecto del establecimiento. Por ejemplo, la iluminación.

¿Cómo llegar a ser visual merchandiser?

Como decimos, el visual merchandiser va a trabajar con la marca para hacerla destacar frente a las demás. Gran parte de su labor va a consistir en proyectar la marca en un espacio físico. Por tanto, es primordial conocer a fondo la marca para la que se va a realizar el trabajo, ya que el visual merchandiser deberá interpretar la marca y plasmar los elementos más relevantes y distintivos. Poseer conocimientos de Branding puede ser de gran utilidad para dedicarse a esta profesión.

Su trabajo consiste en enviar un mensaje completamente visual al usuario de una forma innovadora. Por lo tanto, este profesional debe ser muy creativo y capaz de generar ideas sorprendentes que puedan crear un gran engagement con su público. Los elementos visuales incluyen, por supuesto, el estilismo. En este caso, no solo estamos hablando de saber dónde colocar los elementos, sino también de saber combinar adecuadamente colores, formas y texturas diferentes.

Además, como visual merchandiser vas a tener que trabajar con un equipo, por lo que las habilidades de trabajo en equipo son indispensables. Debes ser capaz de establecer una comunicación fluida tanto con los otros profesionales como con los clientes, que necesitarán explicaciones de gran cantidad de aspectos del proyecto.

Sea como sea, el trabajo de visual merchandiser es el de un profesional que, además de estar altamente cualificado, debe ser capaz de innovar constantemente.