Alex Palazzi
Área Motion Design
13 de Mayo de 2020

Ser diseñador de Motion Design puede convertirse en una gran carrera profesional. Recordemos que cada proyecto que afrontamos es diferente y nos brinda la oportunidad de renovarnos creativamente y evitar caer en la rutina laboral.

Es una profesión que está en auge y cada vez más demandada aunque es muy exigente y requiere un periodo de adaptación para ajustar necesidades y mucho más tiempo para dominar los programas y sus idiosincrasias. Como cualquier otra gran decisión en la vida debes asegurarte que es algo que realmente quieres. Tienes que saber que el compromiso es tedioso y duradero pero es un mundo increíble y lleno de diversión dónde el sacrificio es infinitamente inferior a la gratificación del trabajo bien hecho.

Esto es una carrera de larga distancia. Sé lo difícil que es ponerse en marcha y lo frustrante que puede llegar a ser para un recién llegado a este mundo. Es muy importante que no te decepciones si no consigues los resultados deseados a la primera. No importa lo talentoso que seas, no importa cuántos tutoriales mires, aun así vas a equivocarte. Así es como funciona casi todo en la vida. Si tus primeros intentos decepcionan, felicidades, estás en la misma liga que todos los demás. Es inevitable compararnos con gente que hace maravillas y trabajos increíbles que vemos por Internet. Tienes que empezar por alguna parte, no desesperes, sé constante y concéntrate en mejorar un poco en cada proyecto y la calidad llegará. La practica es nuestro maestro y la clave de todo. El Motion Design no iba a ser una excepción. Tienes que practicar, practicar y practicar.

Demo Duck

Los fundamentos son cruciales y es esencial ser paciente y dedicar el tiempo necesario a tenerlos interiorizados para no ahogarte en un mar de dudas. Antes de nada debes aprender los conceptos básicos del Motion Design. Los trucos que encontrarás online no son soluciones generales de nada. Ahí radica la importancia de dedicar tiempo a conocer los cimientos. Saber las bases es imprescindible para poder comprender qué hay realmente detrás de cada sugerencia, truco o video que veas. No sirve de nada acceder a los atajos, scripts, plugins y herramientas extraordinarias que nos brindan los programas sin antes haber aprendido los conceptos básicos.

Hoy en día existe una gran ventaja en comparación a años atrás. Se puede hacer todo tipo de gráficos animados desde nuestro propio ordenador y poder trabajar sin ningún problema desde casa. Con solo un ordenador normal con especificaciones decentes y con una potencia de procesamiento aceptable se puede llegar a crear animaciones de alta calidad profesional. Una decisión importante que se debe tomar en cuenta es qué software aprender. Lo más recomendable es empezar con el paquete de Adobe Suite y Cinema4D para la creación de elementos 3D. Son los programas estándar de la industria y una solución integral para todas las etapas en la realización de nuestro trabajo. Hay otros programas de animación pero estos son los más recomendables y los que la mayoría de estudios utilizan para publicidad, películas, videos explicativos, comerciales de televisión, etc.

Totto Renna

Después de construir tu portafolio a base de practicar, lo mejor que puedes hacer es intentar encontrar un trabajo en un estudio mediano-pequeño y entender mejor las mecánicas de empresa y como se trabaja dentro del sector. También es importante para conocer gente y crear vínculos y contactos con personas del mundillo. No intentes de primeras llegar al mega estudio, difícilmente aceptan becarios recién salidos de la escuela. Siempre puedes intentarlo pero si no lo consigues que la frustración no invada tus ganas de trabajar en lo que te gusta. No aceptes trabajar gratis. Siempre tiene que haber una mínima remuneración aunque sea simbólica. La exposición de tu trabajo no paga las facturas.

Trabajar en un estudio te permite estar con personas que tienen más experiencia que tu, no solo con la animación, sino con todas las facetas de la producción y aprenderás muy rápidamente a cómo organizar tu trabajo, administrar tu tiempo, trabajar en equipo, comprender los ritmos de producción, etc. Cada estudio es un mundo y es natural un tiempo de adaptación para acomodarte. La experiencia en estudios te permitirá manejar más rápido las dinámicas de producción para que en un futuro las puedas aplicar con tus propios clientes.

La profesión de diseñador de Motion Design es muy inspiradora y gratificante si se encuentra una voz propia. Está en constante evolución y requiere de un aprendizaje continuo que permite un desarrollo de enriquecimiento personal. Con el tiempo identificaremos nuestros puntos fuertes y seremos capaces de agregar valor añadido a nuestro trabajo. Lo más importante es que nos brinda la oportunidad de conectar y trabajar con personas con nuestros mismos intereses e inquietudes que en muchos casos también se traducirá en oportunidades laborales recíprocas. Es un trabajo con mucha competencia pero que con mayor o menos suerte nos permite dedicarnos a algo que nos gusta.

"Elige un trabajo que te apasione y no tendrás que trabajar ni un solo día de tu vida." - Confucio

Markus Magnusson