ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
18 de Septiembre de 2020

Cuando tienes una idea y quieres montar un estudio de diseño, puede que una de las dudas que te surjan, especialmente en el tiempo que estamos viviendo, es si montarlo en un pueblo o en una gran ciudad. Lo cierto es que ambos entornos tienen sus ventajas y sus inconvenientes, y hay que analizarlos muy bien para tomar una buena decisión.

No obstante, emprender en un lugar más pequeño también tiene sus beneficios. Y tal vez debas preguntarte qué negocio montar en un pueblo. Pero, antes que nada, veamos sus ventajas.

¿Qué ventajas tiene montar un estudio de diseño en un pueblo?

Un estudio de diseño no tiene por qué montarse en una gran ciudad necesariamente. Ten en cuenta que hay poblaciones que, sin llegar a ser la ciudad, son núcleos de una cantidad más o menos importante de personas. Seguramente te será más sencillo competir en estos lugares que en una ciudad grande, como cualquiera de las urbes inmensas que tenemos en España.

Antes de pensar en qué negocio montar en un pueblo, deberías echar un vistazo a las ventajas que tiene hacerlo.

Menos competencia

Es verdad que emprender tu negocio en un pueblo significa que vas a llegar, teóricamente, a menos personas. Pero piensa esto: también vas a tener menos competencia para tu empresa. La cuestión es que esas personas te vean como un referente, como el negocio que satisface sus necesidades. Si lo consigues, todo irá bien.

Te costará menos emprender

Y nos referimos a que te costará menos dinero, ya que posiblemente, los costes a los que tengas que enfrentarte, como el alquiler de un local, sea bastante más económico que en la gran ciudad. Igualmente, en el caso de que tengas que contratar personal, también te puede salir un poco más barato.

 

ventajas de crear un estudio de diseño en un pueblo

 

Relaciones humanas más cercanas

Ya sabemos que a la hora de pensar en qué negocio montar en un pueblo tienes que considerar muchos aspectos. Uno de ellos, y tal vez uno de los más importantes, es el del tipo de relación que vas a establecer con tus clientes. Piensa que la vida en un pueblo es más tranquila, sin los grandes ajetreos de la gran ciudad, y, por lo tanto, las personas que viven en él también lo son.

Estas personas suelen ser más cercanas, con lo que las relaciones que se establecerán serán en muchos casos más auténticas.

¿Qué negocio montar en un pueblo?

Empezar con un negocio nunca es tarea sencilla. Como decimos, hay muchas cuestiones que tener en cuenta. Una de ellas es hacer un análisis para ver si nuestro negocio funcionará en este entorno. 

No obstante, hay una gran cantidad de negocios que se pueden iniciar, dependiendo, por supuesto, de las características de la población donde queramos hacerlo.

Por ejemplo, son muy populares en los pueblos las instalaciones de aventura. En este tipo de negocio se priorizan las actividades relacionadas con la aventura, como el kayak, el rafting... y normalmente en un pueblo hay más espacio para llevarlas a cabo.

Otro tipo de negocio que puede funcionar muy bien es el relacionado con las actividades es el relacionado con las actividades rurales, como venta de productos agrícolas, ya que es más sencillo llegar a tu cliente potencial que no quiere ir a la ciudad para comprarlos. También funcionan muy bien los hoteles rurales para crear espacios tranquilos en los que se puede ir a desconectar.

¿Y un estudio de diseño? ¿Por qué no considerarlo al pensar qué negocio montar en un pueblo?

¿Has pensado en poner un estudio de diseño en un pueblo? A lo mejor tu primera impresión es pensar que montar un negocio de estas características es una mala idea, pero si lo consideras, no lo es tanto.

 

ventajas de crear un estudio de diseño en un pueblo

 

Para empezar, seguramente no habrá ningún otro estudio o, si lo hay, como mucho será un par de ellos, porque todos tienden a pensar que es mejor estar en la ciudad. Bueno, es verdad que hay más gente a la que llegar, pero hoy en día existe internet y el social media, una herramienta muy buena para llegar a cualquier sitio. La competencia será considerablemente más baja en un pueblo.

Si construyes una buena presencia digital, tu voz se va a oír muy lejos, y sin necesidad de que estés en la ciudad. Todo depende de cómo lo plantees.

Por otro lado, las empresas del pueblo también van a necesitar en un momento dado tus servicios, y les va a ser mucho más sencillo recurrir a ti, que estás allí y que conoces cómo es la gente y lo que buscan. Acudir a un estudio de diseño en la ciudad será más complicado para ellos, no solamente porque se tienen que desplazar, sino porque hay más donde elegir y es posible que no sepan tomar la decisión correcta.

Piensa, por ejemplo, en si un negocio local necesita una web. Algo tan simple como eso. ¿No será más fácil que vayan a verte a ti, que estás allí mismo, y que te conocen? La gente en los pueblos se mueve muchísimo por recomendación de otras personas, y tener un buen boca a boca es más sencillo en una población más pequeña.

Además, tú tendrás que adaptarte a la economía del pueblo, por lo que tus precios pueden ser un poco más competitivos que en la ciudad. A tus posibles clientes también les saldrá más económico contratar tus servicios. Eso es algo a tener muy en cuenta.

Pero no solo a tus clientes les saldrá más económico contratar tus servicios. A ti también te será más rentable, porque posiblemente lo que pagues por los distintos suministros y gastos que tengas que afrontar también será más barato.

De cualquier forma, cuando decidas qué negocio montar en un pueblo, debes tener la seguridad de que lo haces bien, siguiendo cada paso y finalizando cada una de las etapas necesarias. En caso de que no tengas esa certeza, es muy posible que necesites tener una mejor formación y conocimientos acerca de este tema. Para ello, te invitamos a que eches un vistazo a nuestros Másters.