22 de Octubre de 2020

Enhorabuena a nuestro exalumno Jorge Enrique Reyes del Máster en Diseño de Producto, quien tras dos años de la elaboración de su TFM, sigue obteniendo reconocimientos por su proyecto. El proyecto de aplicador analgésico para recién nacido, ha sido seleccionado por la Bienal Iberoamericana de Diseño (BID) como finalista dentro de la categoría de diseño de producto.

Celebrada en Madrid cada dos años. la Bienal Iberoamericana de Diseño es la cita más importante del diseño iberoamericano contemporáneo, con 23 países reunidos en torno al diseño. Un foro para generar y compartir ideas, en el que se incluyen los premios BID, siete premios por categoría y catorce premios especiales otorgados por un jurado internacional de profesionales de referencia y reconocidos en el sector.

Aplicador analgésido para reción nacido - Diseñar alternativas para el manejo del dolor

​La idea del TFM de Jorge comenzó al encontrarse en la situación de ver como su hijo, quien estaba hospitalizado, enfrenta cada etapa dentro del hospital. Es así, como comienza a plantearse una forma de regresarle al sistema médico algo de todo lo que ellos hacen por su hijo. Ayudar de alguna manera a los millones de niños enfermos que hay en el mundo. Comienza a reflexionar sobre qué fue lo más difícil y doloroso por lo que atravesó su hijo, y así llega a su respuesta: la canalización.

Conforme pasan los días, la canalización de un paciente niño se va complicando, se lastiman las venas en la búsqueda cotidiana por parte del servicio de enfermería, cuestión que se refleja en el dolor y el llanto del niño. Fue ante esta respuesta que Jorge Enrique comenzó su proceso creativo. 

El planteamiento frente al dolor en el recién nacido necesita, sin duda, la consecución de varios requisitos previos: un adecuado manejo en la minimización de estímulos dolorosos por parte de los profesionales, la priorización de medidas preventivas, y la integración de la familia en dichas medidas. Generar un producto que resuelva las necesidades del personal médico, ante el manejo del dolor de los recién nacidos, un producto efectivo e inocuo. Que sea fácil de usar, accesible y que disminuya el estrés asociado al dolor en los neonatos sometidos a procedimientos de venopunción.

El diseño de este dispositivo, contempla que pueda ser utilizado tanto por personal médico, como por los propios familiares del recién nacido, logrando una participación del familiar lo cual lleva al neonato a sentir la presencia de aquel ser humano que lo cuida y que se preocupa por él, lo que se busca generar es una experiencia de calma y de alivio. El dispositivo contendrá la solución glucosada al 25% estéril, y el volumen ideal de 5ml. Éste brindará la alternativa de poder aplicar un analgésico no invasivo a prematuros, neonatos y lactante menor, por medio de un reflejo natural de todo bebé, la succión. El concepto es claro, un dispositivo seguro, que sea igual de eficaz que la anestesia, sencillo, intuitivo, que no entorpezca los procedimientos médicos.

 

El dispositivo se forma de cuatro piezas: una ampolleta, la rosca, el chupón y una tapa, el cual podrá ser recargado con ampolletas nuevas, a su vez que éstas hayan sido utilizadas. El diseño del chupón busca sumar junto con la solución glucosada una experiencia completa para el efecto analgésico, como ya se dijo, por medio de la succión. 

​El aplicador vial de solución glucosada al 25% logra evitar el dolor y la ansiedad durante los procedimientos de venopunción. La disponibilidad del aplicador da una oportunidad a los profesionales de la salud de ofrecer un método seguro y eficaz para el manejo de dolor en bebés prematuros y neonatos.

El tema de la salud y sus innovaciones debería ser objetivo principal de cualquier país. A pesar de ser este proyecto reconocido tanto en su país como en el extranjero Jorge Enrique sigue buscando una empresa que patentice el aplicador y lo distribuya a gran escala.

 

 

¡Muchas felicidades Jorge Enrique por tu TFM y reconocimientos!