ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
18 de Agosto de 2020

Dentro del mundo del diseño de moda, la alta costura ocupa un lugar especial. Considerada por muchos como un arte, se ocupa del diseño de piezas únicas que no se fabrican en serie como el resto de los diseños. Su fabricación, después de salir de la cabeza de su diseñador o diseñadora, es completamente artesanal. Salen, por tanto, de los talleres de alta costura, prendas que en muchas ocasiones se crean en exclusiva para un personaje famoso, e inspirado por él. Y que se asociará siempre a los diseñadores de alta costura que los han creado.

En el mundo de los diseñadores de moda, muy pocos pueden ser considerados como de alta costura. Los que lo son alcanzan generalmente fama mundial, y su obra pervive en el tiempo incluso tiempo después de su desaparición. Sus talleres y su marca siguen entonces adelante de la mano de otros diseñadores de alta costura que recogen su testigo y siguen su legado.  Conocer su trabajo es muy importante para cualquier diseñador, aunque no sean de alta costura, porque puedes servirles como inspiración, además de para detectar tendencias. Al menos, el de los diseñadores más relevantes. Aquí te hablamos de cinco diseñadores de alta costura que es importante que conozcas, aunque no son los únicos.

Diseñadores de alta costura: Balenciaga, uno de los míticos

Cristóbal Balenciaga, considerado uno de los diseñadores de alta costura más prestigiosos de la historia, nació en Guetaria en 1895 en el seno de una familia humilde. Siempre quiso ser modisto, y dedicaba sus ratos libres, ya desde muy pequeño, a dibujar los diseños que veía. Era todavía un niño cuando una marquesa le retó a copiar uno de sus vestidos, y quedó tan satisfecha con el resultado que desde entonces fue su protectora y mecenas.

Fueron pasando los años y Balenciaga abrió su taller en San Sebastián, peor con la guerra se exilió a Francia, y lo reabrió en París en 1937. El diseñador revolucionó el diseño de la época, con una línea que redondeaba las caderas, con pinzas en la cintura y hombros caídos. El reconocimiento mundial le llegó a partir de 1950, pasada la II Guerra Mundial.

Balenciaga, a diferencia de lo que sucedía con otros diseñadores, sí se implicaba en la confección de sus modelos. Esto se lo permitía además de su gusto por la costura su conocimiento de sus técnicas y también de los distintos tejidos. De estos prefería los que tenían peso, para después animarlos con lentejuelas, pedrería o bordados, que se realizaban a mano.

De sus creaciones son conocidos especialmente los vestidos negros y la manga japonesa. También los abrigos cuadrados, carentes de cuello o botones, y los vestidos de tipo túnica. Creaba un vestido en muy pocos pasos y era muy hábil en la creación de volúmenes y formas. Falleció en 1972.

John Galliano, el 'enfant terrible' de los diseñadores de alta costura

De padre gibraltareño y madre española, Juan Carlos Antonio Galliano Guillén, conocido mundialmente como John Galliano, estableció su propia marca de alta costura tras graduarse en diseño de moda en 1984 en la prestigiosa escuela St. Martin's School of Arts con una colección inspirada en la Revolución francesa. Recibió el premio Diseñador Británico del Año en cuatro ocasiones (1987, 1994, 1995 y 1997, en esta última edición compartido con Alexander McQueen).

5 diseñadores de alta costura que tienes que conocer

En 1995 fue nombrado diseñador jefe de Givenchy, convirtiéndose en el primer director de una casa francesa de alta costura de origen británico, y menos de dos años más tarde pasó a dirigir Dior. Sus creaciones están altamente inspiradas en el teatro y en la figura femenina. Afirma que su musa es la actriz Charlize Theron, para la que ha creado innumerables modelos. Tras varios problemas motivados por sus adicciones, que le llevaron a ser despedido de Dior en 2011 tras un incidente en el que profirió gritos antisemitas bajo la influencia del alcohol, se desintoxicó y, convertido en una persona mucho más tranquila, regresó a la alta costura de la mano de Maison Margiela, de la que es su director creativo desde 2014.

Cocó Chanel, la diseñadora más famosa

Cocó Chanel fue una diseñadora francesa. Coetánea de Balenciaga, nació en 1883 y es la fundadora de la marca Chanel, una de las más prestigiosas del mundo de la moda y los complementos. Considerada como una de las diseñadoras más innovadoras de su época, se encargó de romper con los diseños de la Belle Époque, caracterizados por su escasa practicidad, con su línea de ropa cómoda y sencilla. Es la creadora de un icónico traje de chaqueta de tweed con ribetes, y además de ropa diseñó también todo tipo de complementos, desde perfumes hasta zapatos. Chanel odiaba las fajas, los sujetadores con relleno y la ropa pesada.

Tras la II Guerra Mundial reabrió su casa de alta costura en 1954 en París, pero sus diseños sencillos y sus trajes alcanzaron más éxito en países anglosajones que en Francia, y muchas actrices de fama mundial comenzaron a vestir sus prendas. En 1957 fue gardonada con el Neiman Marcus Fashion Award, que la homenajeaba como la diseñadora más incluyente del siglo XX, y en 1955 se convirtió en miembro del Museo de Arte Moderno en Nueva York. Falleció en 1971.

Giambattista Valli, el democratizador de la alta costura

Nacido en Roma en 1966, este diseñador italiano está considerado como uno de los mejores del panorama actual, tanto de moda prêt-à-porter como de alta costura. Sus colecciones se presentan cada seis meses en la prestigiosa Semana de la moda de París, ciudad donde trabaja actualmente.

Después de trabajar con Roberto Capucci o Fendi, y de convertirse en el director creativo de Emanuel Ungaro, Giambattista Valli lanzó su propia marca en 2005. Establecido en París, adonde llegó desde Roma para cumplir su sueño de abrir su propia casa de alta costura, presentó su primera colección de este tipo de prendas en 2011, cuyos diseños le llevaron a ser aceptado como miembro de la Chambre Syndicale de la Haute Couture.

Sus diseños se caracterizan por su romanticismo, con tejidos vaporosos, capas de tul y hombros al descubierto. También son marca de la casa sus bordados florales, los estampados, las mangas farol y los diseños delicados.

Hubert de Givenchy, un aristócrata en el mundo de la moda

Huber James Marcel Taffin de Givenchy, el verdadero nombre del diseñador Givenchy, era un conde francés que falleció en 2018 tras una vida dedicada a la moda. Fundó la casa Givenchy en 1952 y era el diseñador de cabecera de Audrey Hepburn, así como de Jacqueline Kennedy. En sus inicios trabajó para varios diseñadores, entre los que estaba Elsa Schiaparelli. Su estilo, contrario a los estilos conservadores de la época, estuvo marcado por la innovación, y era el más joven de la escena progresista de diseño.

5 diseñadores de alta costura que tienes que conocer

En contra de las tendencias de entonces, sus primeras colecciones destacaban por el uso de tejidos baratos, más que nada porque no le sobraba el dinero, pero sus diseños siempre despertaban la curiosidad de quienes los contemplaban. Diseñó el vestido negro de Audrey Hepburn, a la que conoció en 1953 en el rodaje de Sabrina, en Desayuno con diamantes. Este diseño fue uno de los que le catapultó a la fama mundial. Givenchy también buscaba inspiración en los diseños de Balenciaga, y en los ambientes que frecuentaba en el East Village de Manhattan. En su interminable lista de clientas figuran desde actrices y aristócratas hasta miembros de la realeza de varios países. Se retiró en 1995 y le sucedió John Galliano.

Estos son cinco de los diseñadores de alta costura más famosos de todos los tiempos, pero no son los únicos. Son solo una muestra de los grandes nombres que hay en el sector, y que sirven y servirán de inspiración a todos los que se acercan al mundo del diseño de moda.