Bernat Sanromà
Área Comunicación
09 de Abril de 2019

Pasear por San Sebastián es algo que los publicitarios de este país llevamos haciendo desde hace mucho tiempo. Primero con El Sol y ahora gracias al festival del Club de Creativos (CdeC), es una gran ocasión para intercambiar sensaciones acerca de nuestra profesión, reencontrarte con antiguos colegas de trabajo, conocer gente nueva y obviamente, disfrutar de la gastronomía de la ciudad. Y si ya vuelves a casa habiendo sido premiado por la industria, pues mejor que mejor!

Pero lo más interesante del Festival, en mi opinión, es entrar en el Kursaal a las nueve de la mañana y  no salir hasta que te echen. Y escuchar. Escuchar a personas súper interesantes, que nos cuentan cosas que están sucediendo en el mundo de la comunicación, y también nos dan su visión acerca de hacia dónde vamos. Y tomar nota de todo. Aprender y llevarte a casa tanto conocimiento como puedas.

Ha habido grandes momentos, como por ejemplo el merecido homenaje a Toni Segarra, maestro de una nueva forma de hacer publicidad que ha inspirado a toda una generación de profesionales, y que en su discurso no se olvidó de mencionar a todos los que han trabajado con él, a los clientes valientes de este país, ni tampoco de recordarnos que somos vendedores, cosa que a veces se nos olvida (sobre todo a los creativos).

Toni Segarra, © CdeC

Más allá de esta mirada nostálgica a nuestro propio cometido, hubo tres charlas más que para mi fueron determinantes para comprender que todo está pasando delante de nuestras narices.

La primera que destacaré es la accidentada charla de Rai Inamoto, que consiguió, a pesar de haber perdido su ordenador en el aeropuerto, inspirarnos con sus vivencias personales y sus máximas para encontrar nuestro propio camino. Mucho valor a los principios, a la tenacidad y a la constancia.

Rei Inamoto, ©D&AD

Kate McCagg se encargó por su parte de pulverizar la romántica idea de que las buenas ideas se van a abrir paso ante cualquier obstáculo, por su simple y pura potencia conceptual. Eso ya pasó hace tiempo y ella, ahora desde Amazon, trató de convencernos de la importancia de los datos en la toma de decisiones y de cómo transformará nuestra propia percepción del trabajo que un creativo debe desempeñar. No sólo desde el punto de vista de la creación, sino también de cara a poder defender mejor las ideas (con datos) ante nuestros clientes.

Y por último, una charla con la que no podría estar más de acuerdo. Impartida por Afdhel Aziz, nos presentaba su libro "Good is the new Cool" y nos recordaba que la publicidad no es suficiente. Que tenemos que hacer más. Dar más pasos para que la sociedad evolucione, mejore de algún modo. Nos volvió a recordar que ya no hay vuelta atrás, y que las nuevas generaciones ya no van a tener ningún tipo de miramiento con las marcas que vayan flojas de purpose, o dicho de otra manera, las que no sepan responder al "WHY?" de nuestro admirado Simon Sinek.

Afdhel Aziz, ©www.leadinggood.com

En definitiva, una buena edición del CdeC que me deja la duda de si el sector realmente algún día se creerá todo este cambio y empezará a dar esos pasos de más que la comunicación de marcas necesita emprender. Porque hoy más que nunca, la creatividad y los festivales deberían estar abiertos a todos los que se dedican a la comunicación de marcas, sean o no del departamento creativo.