ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
07 de Noviembre de 2018

Qué es la lámpara Camila

Estamos hablando de un producto aparentemente sencillo: la lámpara Camila es una lámpara de escritorio de tamaño reducido que da luz suficiente para trabajar con comodidad.

El elemento innovador de su diseño estriba en que no hay que conectarla a la corriente eléctrica. Funciona conectándola a un ordenador mediante un puerto USB.

En el diseño de la lámpara intervinieron ciertas cuestiones previas de las que ya hemos hablado en otros artículos.

Los diseñadores de la lámpara tuvieron que buscar una necesidad. Porque ¿qué aportaría al mercado y en último término a los usuarios la creación de una lámpara común? En la búsqueda de esa necesidad se analizó en qué puntos el diaño de la lámpara podía aportar valor añadido.

El valor añadido se cuantifica, en lo que se refiere al diseño de producto, por su usabilidad y por lo mucho o poco que el producto final facilita la vida de los usuarios. En este sentido, el diseño de la lámpara Camila destaca, más que por su belleza ornamental o por los lúmenes que ofrece, porque elimina otra necesidad.

lámpara con USB Camila

El diseño de la lámpara Camila: eliminar otra necesidad

Cuando pensamos en una lámpara lo primero que se nos viene a la cabeza es que ilumine, que sea bonita, que tenga el tamaño adecuado. Si hablamos de una lámpara de escritorio, el tamaño de hecho es una preocupación que supera a la calidad de la iluminación u, por supuesto, al aspecto.

Pero los diseñadores de la Camila, supieron de inmediato que el diseño de la lámpara triunfaría si conseguían evitar que la misma dejase de depender de la corriente eléctrica. Por eso cambiaron el modo de alimentación. Lo más importante del diseño de la lámpara Camila es que no se enchufa, sino que se conecta a un ordenador (o a una batería portátil) mediante un cable USB.

Esto hace que la presencia de múltiples enchufes ya no sea un requisito indispensable en un rincón de trabajo. Basta con que haya uno, el del ordenador, para que podamos conectar la lámpara. Incluso, si el ordenador es portátil y su batería es potente, se pueden encender la lámpara Camila sin necesidad de enchufe alguno.

Como ves, el diseño de producto no se circunscribe a la estética del mismo. En el caso de la lámpara Camila vemos como se cumple el principio de que la utilidad es lo más básico. En diseño de producto, cubrir una necesidad que el usuario ni siquiera sabía que tenía es la mejor manera de tener éxito.

 lámpara con USB Camila

Nuestro máster en diseño de producto te enseñará todo lo que necesitas saber sobre los procesos del diseño, las claves para dominar las técnicas de diseño y cómo crearte una carrera como diseñador de producto. Comprueba el programa aquí.