ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
09 de Junio de 2019

Por otra parte, están aquellos más orientados al interiorismo. Y, por si no nos queda claro cuáles son las diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores, os lo contamos.

¿Qué hace un diseñador de espacios? ¿Y un diseñador de interiores?

Un diseñador de espacios se encarga de darle forma a un lugar, público o privado. Son muchos los ejemplos: Pueden estar pensados para el consumo, como es el caso de un centro comercial, tiendas o cualquiera relacionado con el sector retail. O quizás pueda darle forma a un espacio de trabajo, como una oficina. Depende del sector de especialización pueden estar directamente vinculados con espacios públicos como parques, y otros entornos arquitectónicos únicos, como museos y movilidad urbana. Estos profesionales no sólo se basan en la funcionalidad del espacio, sino que tienen en cuenta el uso que le van a dar los usuarios que accedan. Por eso, deben pensar en la distribución de ambientes, analizan los recursos y conceptualizan para obtener un resultado final que condense la funcionalidad, la accesibilidad y, si hablamos del sector del comercio o trabajo,trabajar la visibilidad de la marca. De ellos suele depender la distribución y accesos, la señalética o mobiliario adaptado, así como la gestión de los escaparates.

Diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores

Entre las diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores empezamos destacando que este último suele centrarse en el diseño de nuestros hogares. Estos profesionales son capaces de comprender los gustos de cada cliente y, a la vez, de visualizar la potencialidad del espacio. Vestirán nuestras casas con los mejores muebles, textiles, complementos e iluminación, de forma que quedará de portada de revista.

Diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores

Diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores

Además de los sectores a los que se orientan, cabe destacar que los diseñadores de interiores requieren ciertas aptitudes necesarias para que la obra llegue a buen puerto. Una buena dosis de creatividad, de forma que sean capaces de generar una idea que aporte al hogar originalidad, confort o sostenibilidad, y que deben saber transmitir tanto a su cliente como a las personas que ejecuten las reformas. Son profesionales que trabajan con detalles, colores y texturas y que deben gestionar a los clientes de forma adecuada. A cambio, los diseñadores de espacios deben ser capaces de presentar un proyecto global. Es decir, desarrollar una estrategia que garantice que el espacio se adapte a las necesidades de todas las personas que van a estar en él. Han estudiado la evolución de entornos urbanos o comerciales, y también conocen cuáles son las últimas tecnologías para adaptar el entorno a necesidades y presupuesto.

Una vez que conocemos las diferencias entre diseño de espacios y diseño de interiores, te animamos a que te formes como profesional en cualquiera de sus campos. Te recordamos que puedes orientarte al interiorismo de los hogares, al sector retail o aquello que sea tu pasión. ¡Únete a la profesión del futuro!