Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
07 de Septiembre de 2017

En el año 2015, la prestigiosa Society of Newspaper Design otorgó el premio al mejor diario digital a Facebook. Algunos no daban crédito, pero no dejaba de ser un toque de atención a los diarios de papel para que su versión digital fuera algo más que un PDF ordenado. Desde entonces el diseño de la prensa digital ha evolucionado muchísimo y hoy podemos ver grandes ejemplos de diarios que han sabido adaptarse a la pantalla e incluso de medios que sólo existen en formato digital y que su diseño es funcional y atractivo. Sin embargo, hay algo muy diferente respecto a la versión en papel y es la posición de la publicidad. Así como en la edición impresa los periódicos tienden a dejar su cabecera libre y en todo caso incluyen algún anuncio en la parte inferior de la portada, en las ediciones digitales, la presencia de la publicidad es importantísima desde la cabecera misma.

He querido hacer un ejercicio, capturando la pantalla de inicio de diferentes diarios con el AdBlock activado y sin él. Adblock, es una aplicación que se puede asociar a tu navegador para bloquear gran parte de la publicidad en webs y redes sociales.

Podremos ver como en muchos casos la imagen del medio cae en un segundo plano respecto al impacto de la publicidad. En otros casos, los medios sin publicidad parecen incompletos, ya que en la maqueta se les ha dado un espacio propio. En algunos pocos casos, la maqueta es capaz de mutar para absorber la publicidad sin generar interferencias con la diagramación. He obviado los anuncios pop-ups porque a pesar de ser invasivos y muy visibles van al margen del diseño del medio.  Una mirada a las parejas de capturas con y sin publicidad no deja de ser  un simple ejercicio para visualizar la difícil convivencia de la publicidad en los medios digitales y como, a menudo, aún está por solucionar. Curiosamente, es la publicidad la parte más dinámica de muchos de ellos. Solo en el caso del New York Times había un slideshow de las fotografías de la noticia de portada.