ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
21 de Octubre de 2020

El escaparate es uno de los principales medios que una tienda tiene para que sus potenciales clientes sepan qué pueden encontrar en su interior. Si estos encuentran atractivo lo que ven en él, y cómo está diseñado, entrarán en la tienda para examinar lo que se vende en ella. En caso de que le interese lo que encuentre, hará una compra, y si le gusta mucho es muy probable que repita. Pero si no encuentra atractivo el escaparate, pasará de largo y el establecimiento perderá un posible cliente. Por eso, es importante cuidar al máximo el diseño de estos espacios. Al hacerlo hay que tener en cuenta las principales características de un escaparate. Por eso es recomendable que, en la medida de lo posible, de su diseño se encargue un experto en diseño del espacio comercial.

Este tipo de expertos, que conocen todas las bases del diseño de espacios comerciales, no solo se encargan de diseñar la decoración y distribución del interior de la tienda. También de cómo debe estar diseñado el escaparate, y lo que debe contener. Como parte de su formación, estos expertos, que incluso en algunos casos se dedican exclusivamente a trabajar con escaparates, conocen todos los secretos para conseguir que atraigan clientes a las tiendas. Estas son algunas de ellas.

Características de un escaparate para ser atractivo: planificación

Entre las características de un escaparate para que pueda llamar la atención de quienes pasen por delante de él no solo está su aspecto. Detrás de lo que hay en él, y cómo esté presentado, hay mucho trabajo de preparación y planificación. Porque esta es una de sus principales características: antes de colocar productos en un escaparate, tienes que planificar lo que debe ir en él, cómo y por qué.

 

caracteristicas que un escaparate debe tener para atraer clientes

 

Para ello, antes de nada, tienes que analizar la estrategia comercial de la tienda o de la marca que está detrás del escaparate en cuestión. Así podrás conocer, además de sus detalles, lo que quiere transmitir e incluso cómo quiere hacerlo. De esta manera, podrás crear una estrategia de escaparatismo para la tienda, no solo para cumplir con una función estética o de muestra de productos. También para que sirva a los fines comerciales del negocio.

El diseñador de un escaparate, además de los productos de la tienda, debe procurar que en él aparezca siempre lo que le diferencia de otros establecimientos de la competencia. Para ello, tienes que analizar sus fortalezas y elementos distintivos antes de empezar. Una vez localizados, hay que dar protagonismo a estos productos y elementos.

Escaparates que dejan huella: diseño y renovación

Tras planificar lo que debe aparecer en un escaparate, llega el momento de diseñarlo. Para eso debes tener en cuenta que hay que hacerlo de manera que los mejores productos tengan el mayor protagonismo. De esta manera, quienes pasen por delante se fijarán antes en los productos más atractivos, lo que les hará detenerse. Ya entonces se podrán fijar en el resto.

El escaparate no solo es una muestra de tus productos; también lo es del diseño del interior de la tienda. Por lo tanto, no es aconsejable que su aspecto rompa con él de manera radical. Más bien al contrario. En su diseño hay que tener muy presente el aspecto y distribución del interior de la tienda. Es decir, plantearse más bien como una continuación del establecimiento que se asoma al exterior. También hay que diseñarlo de acuerdo con el tipo de productos que se venden en la tienda. Por tanto, un escaparate debe guardar cierta coherencia con el mobiliario, colores, tonalidad e iluminación predominante en su interior.

Además, tienes que procurar que el escaparate se renueve cada cierto tiempo. Siempre, por supuesto, en función del tipo de producto que haya en él. Por ejemplo, en el caso de las tiendas de ropa, será necesario cambiarlo al menos cuatro veces al año. Una por cada estación del año, con prendas para dicha temporada. Aparte de esto, conviene que hagas lo propio en las dos principales épocas de rebajas: una en enero y febrero, y otra en julio y agosto. Esto implica una media docena de cambios de escaparate mínimo. Un trabajo que no es ni mucho menos rápido ni ligero. Por tanto, muchos establecimientos, especialmente las cadenas de tiendas o las de mayor tamaño, recurren a escaparatistas para realizar esta tarea.

 

caracteristicas que un escaparate debe tener para atraer clientes

 

Si a esto se suma que en las épocas de mayores ventas o en fechas destacadas también conviene renovar el escaparate para mostrar productos específicos de dichas fechas o promociones, seguro que tener a un experto trabajando en el cambio de escaparates, bien en plantilla o como colaborador externo, no te parece ya ninguna tontería. El Día del Padre, el de la Madre, el día de San Valentín, Halloween, Navidades... Pueden disparar los cambios de escaparate hasta prácticamente uno al mes, o incluso más.

Que cuenten una historia

Una de las características de un escaparate es que debe decir algo a quien lo ve. No solo que en esa tienda se venden los productos que se muestra. Por eso, lo mejor es que elijas un tema para diseñar en torno a él cada escaparate. A ser posible, relacionado con la fecha especial o temporada para la que se vaya a plantear su diseño. Por ejemplo, en el caso del verano: la playa, el buen tiempo o las vacaciones. O en Halloween, una fiesta de disfraces.

Con la historia elegida, céntrate en dónde colocar los objetos que quieres que llamen la atención. Para ello debes tener clara la distribución del escaparate y sus dimensiones. Con esto claro, llega el momento de distribuir el resto de los productos. Eso sí, tienes que procurar que el escaparate no quede muy recargado. El exceso de productos es contraproducente para su imagen. Por esto, entre las características de un escaparate siempre está que no resulte recargado y sea sencillo. También tienes que centrarte en que los objetos que más le interesa promocionar a la tienda sean los que reciban más iluminación.

Estas son las características de un escaparate que harán que los que pasen por delante no solo se queden mirándolo, sino que además decidan entrar a ver los productos de la tienda. Deberás tenerlas presentes, no solo si diseñas tú el escaparate. También si encargas a un experto que lo haga por ti.