ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
08 de Julio de 2020

Definir y concretar qué es la innovación es algo complejo, y lo es mucho más concretar a qué nos referimos cuando hablamos de tipos de innovación en la empresa. Pero primero hay que concretar de qué estamos hablando cuando utilizamos la palabra innovación. Cuando gestionamos una empresa de diseño, innovar es descubrir y mostrar algún proceso o producto nuevo y que no se conoce hasta el momento en un contexto o situación determinado. Es decir, implica romper con lo establecido en mayor o menor medida.

Una vez concretado qué es la innovación podemos hablar sobre los distintos tipos de innovación en la empresa. Esta puede tener diversas formas y darse en distintas situaciones y departamentos. Pero generalmente, las innovaciones en el seno empresarial se suelen clasificar dentro de estas cuatro categorías: producto, proceso, organización y marketing. Las dos primeras engloban la denominada innovación tecnológica, que es quizá la más llamativa, porque es también la que más salta a la vista. Mientras, las últimas concentran todas las consideradas como no tecnológicas.

Tipos de innovación: las de producto

Básicamente, la de producto es uno de los tipos de innovación más compleja que hay en la empresa. Está relacionada con la salida al mercado de un producto nuevo, aunque también puede consistir en una mejora destacada de un producto que ya se lanzó en su día. También se engloba dentro de esta innovación al proceso de desarrollo de este nuevo producto.

El nuevo producto tiene por tanto unas características no vistas hasta que aparece. O bien ya existía, pero en un momento dado sus creadores deciden mejorar sus características, componentes o materiales con los que se ha fabricado. O las tres cosas. También puede contribuir a una mejora en su uso, o a facilitarlo. Es decir, a mejorar la experiencia de sus usuarios.

Innovaciones de proceso

Dentro de los tipos de innovación relacionados con la tecnología, la innovación de proceso consiste básicamente en hacer uno o varios cambios en uno de los procedimientos seguidos hasta un momento dado en el seno de una compañía para introducir un nuevo proceso de producción en ella. O bien para mejorar de manera significativa y notable uno o varios de los ya en uso.

que tipos de innovacion en la empresa existen

Las innovaciones de proceso se pueden introducir en todo tipo de procesos, ya sean de producción o de distribución. No importa el tipo de proceso en el que se innove, porque siempre implica cambios de calado. Por ejemplo, en las técnicas de fabricación de productos o de desarrollo de servicios. También en los materiales utilizados para la creación de un producto, así como en la forma de darles el tratamiento adecuado para obtener el resultado deseado. Pero también puede consistir en el uso de herramientas distintas para llevar a cabo un proceso. Por ejemplo, en el cambio del programa informático empleado para darle forma.

Tipos de innovación: cambios en la gestión

Otro de los tipos de innovación que se dan con cierta frecuencia en la empresa y que no tienen que ver con los avances tecnológicos es el relacionado con la innovación organizativa. Es decir, las innovaciones que tienen que ver con un nuevo sistema de organización en algún área de la empresa, o en la compañía en su conjunto.

Este tipo de innovaciones implica, por ejemplo, un cambio en las acciones que se llevan a cabo en la compañía. También a los cambios que tienen que ver con el funcionamiento, estado o distribución de las oficinas e instalaciones de la empresa. Además, se considera como innovaciones organizativas a todas las que tienen que ver con una mejora o cambio en las relaciones de la compañía con otras empresas o entidades o con sus clientes. Es decir, a una variación en sus relaciones con su entorno o con compañías de su sector o de otros relacionados. Algo tan sencillo como comenzar a utilizar un sistema de videoconferencia para mantener reuniones a distancia con partners o clientes es una innovación de organización.

Se trata de un tipo de innovación que puede tener diversos objetivos. Por un lado, puede que busque una mejora de los resultados, para lo que podrán darse diversos pasos. Por ejemplo, una rebaja de costes mediante un cambio en su administración que reduzca la inversión necesaria para una acción determinada. También puede ser, entre otras cosas, una variación con la que se consiga una rebaja en el precio de los suministros que necesita.

Otro de los pasos que se pueden dar par una innovación de organización consiste en la adopción de un sistema nuevo de gestión en la empresa. O en la introducción de elementos de automatización de operaciones. Por ejemplo, para realizar operaciones automáticas de compra o control de calidad. Pero también para controlar el cumplimiento de las normas de seguridad e higiene en el trabajo, algo cada vez más importante a causa de la pandemia del COVID-19.

De esto, como también se verá en las innovaciones en marketing, se puede deducir que no solo son innovaciones las que impliquen el desarrollo de un nuevo producto o servicio. También lo son las que lleven aparejadas un nuevo sistema de hacer las cosas o de fabricar productos en una empresa. O en la manera de comercializarlos y publicitarlos, como veremos a continuación.

Innovación en marketing

Las innovaciones relacionadas con el marketing implican un cambio en la manera en que un producto, nuevo o existente, se comercializa y publicita. Por ejemplo, mediante un cambio en su envase o etiquetado. También a los cambios que se lleven a cabo en las acciones encaminadas a su promoción. Pero también a una variación en el público al que está dirigido.

que tipos de innovacion en la empresa existen

Incluso en la forma de cobrar por dicho producto. Por ejemplo, al ofrecer un producto determinado mediante una suscripción por uso en pequeñas cantidades mensuales, y no mediante un pago único por su propiedad. También, sencillamente, en su precio total.

El papel del design manager en la innovación en la empresa

Un design manager, o responsable de diseño, tiene un papel crucial en prácticamente todos los tipos de innovación que se pueden dar en una empresa. Como encargado de llevar el diseño a toda la empresa, interviene de manera directa en todos los procesos relacionados con la innovación. Desde el desarrollo y lanzamiento de un nuevo producto hasta un cambio en el etiquetado y promoción de los existentes.

Para poder hacerlo, eso sí, un design manager debe contar con una formación específica. De esta manera, podrá no solo colaborar en los procesos de innovación de la empresa, sino incluso liderarlos. También podrá ver cuándo es el momento de apostar por la innovación y de proponer acciones para llevarla a cabo.