Mireia González
Área de Moda
18 de Enero de 2018

El feísmo, o lo “ugly” no es una novedad en la Moda, pero ahora se ha convertido en el hilo conductor de muchas marcas, ávidos por contentar a un público nuevo, más joven y global, deseoso de encontrar propuestas más libres, divertidas, eclécticas, confortables, y sobre todo que rompan los cánones del buen gusto y de la belleza femenina.

Se busca encontrar productos a medio camino entre el sport wear y el mundo del lujo (muchas veces en forma de colaboración entre marcas), a precios menos “couture” y con códigos que ya conocen los destinatarios desde adolescentes (sudadera, sneakers), como si sólo  quisieran “customizar” estas prendas  con nuevos logos, hacerlas “fashion” y llevarlas de manera “cool”, sin pensar en equilibrios, como si todos fuéramos turistas de pésimo gusto y nos riéramos de todo, así está la clave de estilo: confort y diversión.

En este post quiero repasar algunos de los diseñadores y marcas más uglys y por tanto más de moda en este momento.

 

GUCCI de Alesandro Michelleo

Michelle es el mago de la mezcla de referentes, capaz de crear un look de chándal con tacones y que nos parezca lo más “fashion” del mundo.

Ha incorporado piezas inauditas en el mundo del “high fashion” como las botas de montañas, las riñoneras, o las gafas de “nerd”.

En su última colección Pre-Fall 2018 nos deleita con unas turistas al más puro estilo ugly: Es el triunfo de lo feo.

 

PRADA: el origen del ugly chic

A Miuccia Prada, fundadora y directora de Prada y Miu-Miu, se la considera una de las causantes del triunfo del estilo UGLY.

Ya desde sus primeras colecciones a finales de los 80, Miuccia aportaba nuevas visiones y materiales a prendas y complementos, de estructura conocida pero que ella renovaba de una manera muy libre, rompiendo los códigos del buen gusto italiano.

 A ella le debemos sandalias con calcetines, el triunfo del sport chic, la recuperación del espíritu craft, la femenización del hombre (camisas de encaje) y un montón de piezas y estilismos memorables.

Miuccia Prada sigue siendo la mujer más influyente de la industria, tras 25 años imbatible, aportando siempre novedad,  y transformando lo más feo en belleza y tendencia.

 

DEMNA GVASALIA: Vetements y Balenciaga

Sigue incrédula mucha gente del sector el triunfo de este georgiano (un lugar anti-moda ya de por si, convertido ahora en lugar de peregrinación de coolhunters). Su idea de REAL FASHION, que inaugurará en su colectivo Vetements y que trasladará a la dirección creativa de Balenciaga (marca para la que trabaja desde 2015, sustituyendo a Alexander Wang).

El trabajo de Gvasalia se gesta en Vetements y muchas de esas propuestas las deriva hacia Balenciaga, trabajándolas de una manera más delicada y lujosa pero sin perder ni un ápice de esa idea de lo REAL.

La gente común y la calle se convierten en sus puntos de partida. Prendas y accesorios que usa la “real people” como sudaderas, t-shirts, y bolsas de IKEA, se convierten en piezas de moda conceptual en sus manos.

Otro de sus aciertos ha sido trabajar en colaboraciones con marcas ya uglys como CROCKS, con las que ha creado junto con BALENCIAGA, una de las piezas llamadas a convertirse en un hit para el próximo verano.

Gvasalia ha sabido renovar como nadie el sector lujo, proponiendo nuevos productos, muy libres y desenfadados, convirtiendo lo vulgar o común en objeto de deseo…hay algo más UGLY?