Mireia González
Área de Moda
23 de Abril de 2019

Una visita al Museo del Traje, fundado en 2004, a partir de varias colecciones de otros museos y sobre todo de donaciones y compras a coleccionistas de moda, es sin duda sorprendente. La calidad de sus piezas es indudable, y está a la altura de las mejores colecciones del mundo.

Su muestra tiene una parte historicista, previa al S.XX, que resume en conceptos la moda previa a los diseñadores que fundamentaron la alta costura y el prêt-a porter  del pasado siglo, sin duda el más importante para la evolución de la moda como disciplina artística y reflejo de las innovaciones en la sociedad. Desde el renacimiento, la moda goyesca, la invasión napoleónica, la alta costura de fin de siglo con Charles Frederick Worth y la Belle Époque  e inicios del S.XX, con Paul Poiret y Jean Lanvin como principales protagonistas.

 

Imagen :Detalles de “Corsets” y bolsitos de mano S.XVII

 

La primera parte del  S.XX está maravillosamente representada con algunos de los iconos más importantes de la moda como el vestido Delphos de Mariano Fortuny,  modisto que posee una sala propia en el museo ampliamente documentada y representada con varias piezas , incluyendo también sus famosas túnicas de inspiración renacentista. Este traje Delphos perteneció a la familia Chaplin y está datado entre 1920 y 1949.

La década de los 20 y 30 están presentes con fabulosas piezas de Cocó Chanel y Elsa Schiaparelli.

Así mismo el museo posee el traje Bar de Christian Dior, de 1947. Dicho conjunto definió la silueta de los años 50 denominada New Look. La pieza que se expone en el museo es una reproducción facilitada por la casa Dior.

La Alta Costura española está magníficamente representada con piezas de Pedro Rodríguez , Manuel Pertegaz y el más grande de todos: Cristóbal Balenciaga, el cual posee varias vitrinas con importantísimas piezas donde podemos ver como dominaba los volúmenes, convirtiéndose en el más emblemático “couturier” del S.XX.

 

Imagen: Abrigo de Manuel Pertegaz, años 60 y casquete de Cristóbal Balenciaga (entre 1945-1955)

 

La segunda parte del S.XX intenta mostrar el trabajo de los grandes maestros de la moda internacional como Mary Quant, Paco Rabanne, Franco Moschino, Gianni Versace, Karl Lagerfeld, Jil Sander ó los japoneses Isey Miyake y Rei Kawacubo, a la vez que exhibe piezas de la moda española más importante como la de Manuel Piña, Sybilla o Jesús del Pozo 

 

Piezas icónicas de los años 80 y 90. Gianni Versace, Isey Miyake y Franco Moschino

 

Un donación de la colección de Felipe  Salgado nos permite disfrutar de uno de los genios de la moda del S.XX, el belga Martin Margiela, padre del deconstructivismo y lo conceptual en la moda europea, y faro en el que se miran los creadores del S.XXI.

El museo del traje también trabaja en la contemporaneidad exhibiendo piezas de Raf Simons y el nuevo prodigio de la moda francesa Simone Porte Jacquemus, del cual se muestran varias de sus piezas.

 

Imagen : Piezas los diseñadores belgas   Raf Simons y Martin Margiela