algunas-razones-para-estudiar-animacion-3d-y-convertirte-en-profesional_1.jpeg

7 razones para estudiar animación 3D y convertirte en profesional

La animación 3D es uno de los principales ámbitos profesionales que pueden interesarte si te gusta el mundo digital y el diseño. En este artículo, te contamos en qué consiste y cuáles son las principales razones para animarte a estudiarla.

Autor: Ana Torres
Animación
23 de Abril de 2021

¿Qué es la animación 3D?

La animación 3D es el acto de manipular figuras de modo que el ojo de las personas perciba movimiento. Tradicionalmente, estas imágenes se dibujaban a mano, pero hoy, gracias a la tecnología, las figuras tridimensionales se insertan en cualquier proyecto. Para poder hacerlo de manera efectiva es fundamental estudiar animación 3D.

No debemos olvidar que, en esencia, la animación no es más que un truco del ojo por el cual percibe el movimiento de varias imágenes distintas de forma continua.

La animación 3D es hace que los objetos que se crean usando el ordenador parezca que se mueven en tres planos dimensionales, de la misma forma en la que lo harían en la vida real. Sin embargo, para que la animación 3D sea natural, es necesario que la velocidad con la que se suceden los fotogramas sea muy rápida y sin que haya fotogramas fijos intermedios.

Estudiar animación 3D te permite trabajar en muy diversas industrias.

 

7 razones para estudiar animación 3D y convertirte en profesional

 

¿Por qué estudiar animación 3D?

Pues lo cierto es que hay muchas y muy buenas razones para estudiar animación 3D, algunas de las cuales señalamos a continuación. ¿Listo?

La animación 3D evoluciona muy rápido

Al contrario de lo que ocurre en muchas industrias, la animación tridimensional avanza a velocidades de vértigo. Cada día surgen nuevas técnicas y herramientas que desafían al profesional. Por esta razón, estudiar 3D te obliga a estar reciclándote continuamente.

Por supuesto, cualquiera que trabaje como animador 3D profesional deberá saber manejar algunas plataformas estándar como Maya. Incluso estas herramientas, que en muchas ocasiones pueden parecer muy básicas, se actualizan e incorporan nuevas funciones con frecuencia, lo que hace obligatorio que siempre estés al día.

En todo momento se desarrollan nuevas y mejores maneras de simular la realidad mediante un renderizado y una animación más efectiva. Es más, algunas técnicas más avanzadas, como puede ser la dispersión de la luz simulada bajo la superficie, proporcionan un realismo inusitado.

Usarás tecnología que tendrás que saber manejar adecuadamente

Es posible que esta no sea una de las razones que se te ocurran en un principio a la hora de analizar si estudiar animación 3D o no, pero lo cierto es que hacerte profesional en este campo implica trabajar con tecnología. De hecho, hay pocas industrias que utilicen una tecnología más innovadora que la animación en tres dimensiones.

Este factor hace que este campo, la animación, sea un ámbito muy interesante para aquellas personas a las que les gusta estar a la última y aprender a utilizarla de una forma distinta para crear.

 

7 razones para estudiar animación 3D y convertirte en profesional

 

Estudiar animación 3D te permitirá aprender a desarrollar un trabajo que te encantará

Como bien sabes, uno de los problemas del mercado laboral es encontrar un puesto de trabajo con el que te sientas a gusto, que te guste hacer.

La animación permite que conectes de forma profunda con lo que haces, puesto que tu trabajo es algo que puedes ver, es algo tangible, y puedes vincularte a él directamente.

Darás rienda suelta a tu creatividad

¿Cuántas veces has sentido que no puedes dar rienda suelta a tu creatividad? Pues en la animación tienes la oportunidad de hacerlo. Puedes hacer lo que quieras.

Estudiar animación 3D te permite encontrar tu sitio. La animación es un trabajo para el cual nunca será suficiente toda la creatividad que haya en ti, y podrás hacer prácticamente lo que se te ocurra. Los límites no existen, solo están en tu imaginación.

Es un sector que está en pleno auge

Cada día son más empresas de muy distinta clase las que se dan cuenta de que utilizar la animación 3D es positivo para ellas. Empresas de todo tipo tratan de mejorar su imagen de marca realizando vídeos, y en este caso, el 3D es una herramienta efectiva y asequible para llevar a cabo sus proyectos.

Además, si eso lo unes a la demanda más tradicional, como las agencias de medios, podrás ver que el futuro próximo de la animación 3D es muy positivo. Estudiar animación 3D es la puerta a tu futuro.

No te aburrirás

Es muy cierto que existen algunos tipos de trabajos en los que el sueldo, la retribución que recibes, es buena, pero pueden llegar a ser muy tediosos. En este caso, estudiar animación 3D te va a permitir en algo que te va a exigir aprender constantemente y que te va a divertir. Es ver nacer algo que se mueve desde cero, darle vida a un objeto.

Podrás llegar a un público muy diverso

Gracias a la animación en tres dimensiones tienes la posibilidad de llegar a público francamente diferente. Este tipo de una animación es una plataforma que se puede utilizar para educar a muchas audiencias distintas, por lo que tiene un gran valor.

Desde vídeos de divulgación pasando por tutoriales o incluso algún vídeo en el que se promocione la marca, el 3D permite realizar piezas que son francamente efectivas.

A modo de conclusión cabe decir que estudiar animación 3D es una forma de entrar a un mundo laboral en el que tu trabajo día a día te va a encantar.

A modo de conclusión cabe decir que estudiar animación 3D es una forma de entrar a un mundo laboral en el que tu trabajo día a día te va a encantar.

Comparte con tus amigos