Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
20 de Septiembre de 2019

 

Estos días se ha celebrado el Ars Electronica Festival de la ciudad austriaca Linz, la cita más importante del año dedicada al media art y a las expresiones más experimentales y novedosas del arte y de la creatividad, con medios digitales. Vale la pena darle una ojeada a su video promocional.

La cita, con más de 1.000 creadores y 500 eventos, es un festival de una trascendencia importante dentro del entorno del arte digital. Sin embargo, las noticias que nos han llegado han sido escasas. La razón es posiblemente porque este tipo de expresiones artísticas aún no han encontrado su lugar en nuestro panorama cultural. A menos que vayan acompañadas de un festival musical como el Sonar.

Sin embargo, el Arte electrónico tiene ya varias décadas de historia y una escena rica y emergente. Lo más interesante desde el punto de vista del diseño multimedia es que, fuera de encargos comerciales, los creadores pueden llevar hasta el extremo las capacidades de la tecnología, ya sea software o hardware.

Creo que como diseñadores debemos observar con atención las propuestas que vienen de ese entorno porque podemos aprender mucho de ellas. Al mismo tiempo, como cualquier expresión artística, sus piezas son capaces de interpelarnos, conmovernos y hacernos disfrutar de su belleza.  

Dentro del Festival La Comisión Europea (CE) y Ars Electrónica, otorgan un premio de innovación social. Este año han premiado un proyecto que busca mejorar la calidad de vida en el centro histórico de Barcelona. El trabajo se ha construido con un innovador uso de macrodatos, fuentes abiertas (big data y open source) y la participación ciudadana, obra del estudio de arquitectura 300.000 Km/s, formado por Pablo Martínez y Mar Santamaría. Con los datos acumulados han creado unos mapas que permiten ver de forma más intuitiva y clara el uso intensivo de determinados espacios o problemas como el ruido. El objetivo es mitigar los efectos que tienen sobre los vecinos ciertas actividades económicas, especialmente el turismo.

El jurado ha elogiado también la iniciativa por situar en primer lugar a los ciudadanos y sus decisiones para mejorar su calidad de vida y abordar desafíos como la gentrificación, frente a los intereses de las grandes plataformas digitales.

He aquí una selección personal de lo que me ha parecido más sugerente de este Arts Electronica 2019.

 

Putting the Pieces Back Together Again

Ralf Baecker (DE)

Es un sistema complejo con autoorganización conectado con el arte cinético. También es una investigación artística y meditación sobre la metodología científica contemporánea. La instalación investiga la comunicación no jerárquica y el comportamiento colectivo mediante la implementación de dicho sistema físicamente, a través de muchos actores electromecánicos. 1250 mini motores mueven unas piezas blancas. Durante el tiempo de ejecución, el sistema forma patrones espontáneos en su superficie, como si estuvieran negociando su posición con actores cercanos. A través de esto, el sistema muestra un comportamiento autoorganizado.

Mira el vídeo aquí.

Vimeo

Vimeo

 

CRYPTID

Michael Candy (AU)

Se trata de una escultura de dimensiones generosas, compuesta por elementos robóticos y luz. De alguna forma es como si Michael Candy el artista australiano creador de esta pieza hubiera llevado a la realidad física el mundo digital del videoartista Chris Cunningham. Inquietante y bello, este insecto impone su presencia en el espacio, fascinando con su biomecánica.

Mira el vídeo aquí.

Vimeo

 

Pero si hay para mí algo destacable es la presencia de la Colección Beep de Arte Electrónico que se encuentra en Reus (Tarragona). La colección inició en 2015 una nueva política de adquisiciones y producción de proyectos poniendo, a través de la New Art Foundation, sus recursos al servicio de la comunidad artística y continuando una política activa de patrocinio en este campo que ha posibilitado más de 80 proyectos, festivales, exposiciones e investigaciones en estos últimos doce años. Un enjambre de luciérnagas electrónicas, una instalación sonora controlada por una comunidad de medusas y una aproximación al concepto de retrato a través de un sistema de representación del rostro basado en la mirada del observador, protagonizan las cuatro obras que la Colección Beep presentará en el festival, en el marco de una muestra que plantea un inédito concepto de bioarte expandido.

Vimeo

 

Como muestra, esta pieza llamada Aurelia 1 +Hz / proto viva generator de la creadora eslovena Robertina Šebjanič . El proyecto aborda las posibilidades de convivencia de animales y máquinas. El proyecto utiliza organismos vivos para procesar la "vitalidad" de una máquina robótica simple.

Mira el vídeo aquí.

Vimeo

Vimeo

 

Paralelamente al Festival se celebra el Ars Electronica ANIMATION FESTIVAL. Se trata de una de las mejores selecciones anuales de animación digital. Las tendencias de los últimos años continúan con un mayor crecimiento en temas relacionados con IA, producciones de realidad virtual, trabajos de instalación, mapeos a gran escala y elementos interactivos. Hay muchas producciones fabulosas, os invito a entrar en la web y descubrirlas. Solo a modo de ejemplo a mí me ha fascinado esta pieza llamada KIDS de Michael Frei (CH) y Mario von Rickenbach (CH). Este programa busca plantear algunas cuestiones sociológicas y ecológicas. Las visualizaciones de la contaminación del aire, los datos marítimos, la investigación artística sobre la diabetes y un análisis de la dinámica de grupo se encuentran entre los temas. También pregunta qué sucede cuando los humanos y la IA mutan en una sola conciencia.

Mira el vídeo aquí.

Ars Electronica