Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
28 de Junio de 2018

Estos días mientras se celebra el Mundial de Fútbol, Rusia aprovecha para lanzar una campaña de promoción turística. En realidad, estos acontecimientos mediáticos están pensados exactamente para eso, para promocionar un país o una ciudad en el mercado turístico global. Una de la piezas que más veremos será un logo de grandes dimensiones donde los seguidores de los diferentes equipos se hacen selfies o fotos de grupo y las cuelgan en la red.

En realidad se trata de una estrategia de marketing viral ya conocida. ¿Qué mejor campaña que aquella que te hacen los usuarios gratis?

El caso más exitoso en la historia es sin duda el “I love NY” de Milton Glaser. Después de décadas los visitantes e incluso los habitantes de Nueva York les gusta lucir en su camiseta el mensaje que creó en 1973. Debida a una de las mayores crisis fiscales en las que se hallaba sumida la ciudad de Nueva York, el departamento de comercio del estado de Nueva York contrató a la agencia Wells Rich Greene y a Milton Glaser para desarrollar una campaña de marketing. Con esta campaña se pretendía buscar que la gente viera Nueva York como algo más que una gran urbe con todos los problemas que esto supone, siendo un lugar del que disfrutar y en el que poder vivir. Y de ahí hasta hoy.

Pero, por lo que respecta a los logos convertidos en photocall para selfies el “I amsterdam” es sin duda la referencia. En un ingenioso juego de palabras en inglés significa “yo soy Ámsterdam”, se ha convertido en el lema de la ciudad y de sus habitantes. De alguna forma lo que dice es “si estás en Amsterdam, ya eres Amsterdam”. Un eslogan inclusivo que sin ocultar su objetivo inicial, una campaña de marketing para el área de Ámsterdam y sus negocios y organizaciones promocionales, es ya ahora una marca en sí misma. El logo, diseñado en 2004 por la agencia Kessels Kramer, basado en el uso de la tipografía Avenir de Adrian Frutiger, destaca por su simplicidad, que según los diseñadores consigue un equilibrio entre lo racional y lo emocional.

Pero lo realmente interesante es la repercusión conseguida con la marca, vinculada a la mayoría de los eventos con proyección internacional que se celebran en Amsterdam. Situadas en frente al emblemático Rijksmuseum, las enormes letras de “I amsterdam” en la plaza Museumplein se han convertido en uno de los lugares más fotografiados de la ciudad. Los visitantes se hacen fotos entre las letras utilizando las poses más originales. Cada letra tiene 2 metros de alto y el eslogan completo mide más de 23,5 metros de largo. Hay un segundo set de letras que va cambiando de ubicación por la ciudad, y que hace su aparición en festivales, ferias y eventos de moda.

Y, como sucede también con el “I love NY” las copias no tardaron en llegar. Algunas realmente muy desafortunadas. La última, este Russia 2018 corpóreo que estos días veremos vinculado con el Mundial de Fútbol. Este proyecto de identidad, ha sido desarrollado por la consultora portuguesa Brandia Central, que también ha creado las identidades de la Eurocopa de 2016 en Francia, la Copa América 2015 en Chile o el Eurobasket 2015 en Ucrania.