ESdesign
ESdesign- Escuela Superior de Diseño de Barcelona
02 de Diciembre de 2019

Por ello, cuando una marca o empresa deben afrontar un rebranding, la evolución de los logotipos no debe dejarse aparte.

En el cambio en el diseño de los logotipos no solo influyen los gustos y necesidades de la marca. También lo hacen numerosos factores. Por ejemplo, el papel de la tecnología en el sector de la marca o un cambio en la estrategia de la empresa. O sencillamente, que ha pasado ya bastante tiempo del último rediseño del logo y es necesario modificarlo. Esto también sucede en ocasiones en las que la marca tiene productos nuevos, o quiere dirigirse a un nuevo sector de público adicional a los que ya tenía entre su target. En cualquier caso, los logotipos de una empresa van cambiando, y su diseño se adapta siempre a lo que la empresa precise.

Evolución de los logotipos: parte de la estrategia de imagen

Como hemos mencionado, la evolución de los logotipos de una marca o empresa suele ir ligada a cambios profundos en su target, oferta de productos, entorno y/o competencia. También, sencillamente al paso del tiempo. En cualquier caso, en la evolución de los logotipos hay que tener en cuenta la imagen de la marca. Porque rara vez el cambio de un logotipo se da en solitario. También suele evolucionar al mismo tiempo el resto de los elementos de la identidad visual.

Para hacer cambios en el logotipo de una marca, y en el resto de los elementos visuales de una marca, es necesario realizar antes una evaluación exhaustiva y detallada de lo que lleva a los cambios. También es necesario tener en cuenta, de cara al rediseño del logo, varios aspectos. Así, resulta imprescindible que el nuevo logo sea capaz de transmitir la personalidad de la marca, y de mostrar su elemento más destacado e identitario.

Además, debe ser funcional y, en la medida de lo posible, debe estar creado para soportar bien el paso del tiempo. Todo sin olvidarse de que los logotipos deben responder a los mismos criterios que el resto de los elementos visuales de la marca. Y que solo con él se debe poder reconocer de manera inequívoca a la marca.

Elección de colores y tipografía: fundamentales

Para que la evolución de los logotipos sea acertada, es imprescindible elegir cuidadosamente los colores y la tipografía que se utilizará en ella. Por un lado, es necesario valorar si se mantienen sus colores. Por ejemplo, en el caso en el que formen una parte imprescindible de la imagen de la marca. En este caso, su cambio debe hacerse sobre una base y motivación sólidas, con lo que se quiere transmitir en mente.

En caso de que los colores principales del logotipo vayan a cambiar, hay que tener muy claro por cuáles se va a optar en el futuro logo. Cada tono tiene un significado y produce un efecto psicológico determinado. Lo mismo sucede con la tipografía. Quizá uno de los puntos que más hay que tener en cuenta es la tendencia en cuanto a tipografía, pero sin dejar de lado lo que se quiere transmitir.

Para saber exactamente qué elementos son los más adecuados para llevar adelante la evolución de los logotipos, lo más adecuado es formarse en diseño gráfico, la disciplina que se encarga, entre otras cosas, del diseño de logotipos. Para ello se puede optar por estudios como el Máster online en Diseño Gráfico de ESdesign.