ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
19 de Octubre de 2020

A estas alturas, cada uno de los tipos de escaparates que conocemos sabemos que cumplen con una misión, complementaria a la que cumple un espacio comercial bien planteado. No obstante, antes de llegar a eso, hay que contar con las armas que nos permitan conocer todo lo referente al diseño de los espacios comerciales de retail para poder sacar todo el potencial a estas herramientas.

Así que antes de entrar de lleno en los distintos tipos de escaparates que existen, veamos algunos aspectos interesantes.

¿Qué son los escaparates?

Podemos definir el escaparate como una forma de comunicación existente entre los clientes potenciales y el negocio. Básicamente, esta es una herramienta que muestra de forma "resumida" qué es lo que ofrece el negocio.

Su objetivo básico es lograr atraer la atención de los posibles clientes, siendo muy importante su correcto diseño para lograr ventas. A esto también ayudará que el espacio interior esté bien estructurado.

El escaparate debe mostrar cuáles son las características del negocio, de forma que el cliente conozca qué le ofrece. Gracias a los escaparates, es posible hacerse una idea del tipo de negocio ante el que estamos

 

tipos de escaparates que todo diseñador comercial debe conocer

 

¿Cómo debe ser un escaparate adecuado?

Como puedes imaginar, para que cualquiera de los tipos de escaparate que existen cumplan su misión, debe reunir una serie de requisitos.

Debe enviar el mensaje que quieres transmitir

Ya hemos constatado que lo que hace el escaparate es enviar un mensaje acerca de lo que ofrece un negocio. Es por eso por lo que solo hay que mostrar en ellos lo mejor de nosotros mismos, los productos que mejor imagen proporcionen al negocio.

Cualquiera de los tipos de escaparate debe atraer al cliente

Antes de nada, es fundamental cuál es tu público y qué les gusta. Sabiéndolo, podremos diseñar el escaparate perfecto para que llame su atención.

¿Convence a tu cliente objetivo?

Esa es una de las preguntas que debes hacerte. El escaparate puede vender incluso cuando el negocio esté cerrado. Cada uno de los elementos que lo componen debe vender, hacer que el usuario lo desee.

La originalidad es un baluarte en todos los tipos de escaparate

Así es, no importa el tipo de escaparate ante el que nos encontremos, hay una premisa básica: la originalidad. Es lógico si lo pensamos, ya que esto permite que nos diferenciemos de otros negocios que pueden ofrecer lo mismo que nosotros, algo que conseguimos haciendo que el cliente potencial recuerde nuestro escaparate.

Los precios, lo más claros posible

Para cumplir con la ley, cualquier producto que esté en un escaparate debe tener el precio. Pero no solo es un imperativo legal, sino que a las personas nos gusta saber cuánto cuesta lo que vemos, y rechazamos aquellos en los que no lo está.

Además de ser visibles y legibles, deben resultar atractivos. Usar colores y etiquetas atractivas es básico.

Diseño adecuado

Esto es elemental para que la comunicación se establezca. Para ello, es buena idea tematizar el escaparate según la temporada, y no mezcles productos dispares, como por ejemplo, ropa de deporte y vestidos de gala.

Es conveniente no centrar distintos focos de atención, sino un elemento central y varios complementarios.

¿Cuáles son los diferentes tipos de escaparate que podemos encontrar?

Llegados a este punto, abordamos, atendiendo a la estructura de los mismos, cuáles son los distintos tipos de escaparate que un diseñador (y alguien que no lo sea pero esté interesado en este tema) debe conocer.

Tipos de escaparate: el abierto

Gracias a este tipo, en todo momento, quien vea el escaparate estará viendo el interior del establecimiento, puesto que no hay ningún fondo que evite la visualización. Estos funcionan muy bien para los negocios que ofrecen una venta guiada por el personal, y cuyos productos se muestran al cliente. Un ejemplo de esto son las tiendas de productos de alimentación.

El escaparate cerrado

Al contrario que en el caso anterior, el escaparate cerrado no permite visualizar el interior del negocio. Aquí es el protagonista absoluto, y está pensado para crear otros ambientes distintos.

La isla escaparate

Seguramente has ido andando alguna vez por un espacio comercial y has visto una isleta en la que hay un maniquí o determinados productos. Eso es el escaparate isla. Sus características hacen que las personas puedan rodearlo y verlo sin ningún elemento entre la persona y el escaparate.

Los tipos de escaparates tradicionales

Estos son, de todos los tipos de escaparates que existen, los más conocidos por todos. Son los que usan tiendas como joyerías, con comienzo por encima del suelo.

 

tipos de escaparates que todo diseñador comercial debe conocer

 

Tipos de escaparates según su función

Atendiendo a su funcionalidad, podemos encontrar:

  • De temporada: estos escaparates se centran en dar a conocer nuevas tendencias.
  • Escaparates comerciales: muestran qué es lo que ofrece el negocio, y envían un mensaje para que el usuario compre. Es buena idea personalizarlos y poner el foco en el producto.
  • Los promocionales: son los que se usan cuando las ventas bajan. Lo ideal es tratar de guiar al usuario al lugar donde queremos llevarle, y recordarle que seguimos a su lado.
  • Los que muestran ofertas: son los típicos escaparates en los que se promociona cualquier tipo de oferta. Lo mejor es no incluir productos, sino solamente carteles que indiquen la existencia de esas ofertas.
  • Los escaparates lujosos: en ellos no se exponen productos, solo algo que resulte bonito. No se vende el producto, sino la idea de lujo, que es lo que atrae al comprador.
  • Los ocasionales: todos hemos visto estos escaparates, pues son los que se usan en ocasiones especiales con motivo de un día señalado, como por ejemplo Nochevieja o el Día de los Enamorados.

¿Y qué más?

Para la persona que ve el escaparate es fundamental el orden, la claridad y la limpieza de este. Eso es parte de la buena imagen de nuestro negocio, y precisamente por eso, hay que darle el mimo y la atención que requiere.