ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
04 de Junio de 2021

Si te gusta el mundo de la ilustración, eres hábil dibujando y te gustan las profesiones creativas quizá estés pensando en dedicarte profesionalmente a ello en el futuro. Pero como sucede con todas las profesiones, para convertirte en ilustrador tienes que formarte antes, y estudiar ilustración.

Pero estudiar ilustración no parece tan sencillo a primera vista. Muchos que se interesan por estos estudios, como el Máster Online en Ilustración y Animación de ESDESIGN, no son verdaderamente conscientes de qué disciplinas tienen que aprender. Ni de cómo es la carrera de ilustración. Tampoco tienen muy claro a lo que les conduce, ni por qué tienen que estudiar ilustración para convertirse en profesionales. A continuación tienes la respuesta a estas y otras preguntas. Como saber a qué se dedican los ilustradores, algo fundamental para que decidas si estudiar ilustración es o no para ti.

¿A qué se dedica un ilustrador?

Un ilustrador se dedica a la creación de imágenes para distintos tipos de publicaciones (libros, revistas, cómics, folletos, relatos, etc.). Pero también al diseño de imágenes para su integración en páginas web y otros elementos digitales. Por tanto, además de aprender ilustración tradicional, un ilustrador debe tener conocimientos de informática y de diseño por ordenador.

Como verás, con saber dibujar bien y tener buen gusto de cara a la aplicación del color en los dibujos no es suficiente para dedicarse a la ilustración profesional. Porque hay distintas técnicas que solo podrás aprender y dominar si te formas como ilustrador. Lo mismo sucede con los métodos de trabajo. Por muy bien que dibujes, no puedes realizar un trabajo de manera anárquica. Tienes que seguir unos pasos determinados, y observar ciertos mecanismos y normativas a la hora de ilustrar.

Para aprenderlos tendrás que seguir diferentes asignaturas y líneas de estudio que solo se pueden conseguir con la formación adecuada. Con ella aprenderás desde las técnicas de dibujo más tradicionales hasta lo último en cuando a software para diseño gráfico por ordenador. De esta manera, con una formación no solo adecuada, sino lo bastante amplia para cubrir todos los aspectos del mundo de la ilustración, podrás elegir concretamente a qué área o áreas de la ilustración te quieres dedicar.

¿Cómo es la carrera de ilustración?

La formación superior que tendrás que seguir para estudiar ilustración tiene varios puntos clave. Por un lado, te ayudará a contar con una buena base sobre ilustración y todos sus conceptos básicos. Para ello aprenderás sobre teoría de la imagen, tanto su base de teoría como en la práctica. También estudiarás los fundamentos de la ilustración, de manera que cuando termines esta parte de la formación lo sepas todo sobre color, composición, formas, y espacios y su distribución.

Pero la base no lo es todo, y también tendrás que superar, al estudiar ilustración, asignaturas relacionadas con las diferentes técnicas de expresión gráfica. De esta manera conocerás los materiales y formas de trabajar con los diseños para poder utilizarlos en distintos formatos. E incluso utilizarlas para animaciones que tuvieron su base en la ilustración.

En particular, de cara a la animación, los estudios superiores de ilustración también ofrecen formación relacionada con ella para quienes se quieran dedicar profesionalmente a la ilustración, pero no dejar aparte la animación. En concreto, pueden aprender cómo funciona la ilustración en la animación.

Dentro de esto hay puntos tan fundamentales como el funcionamiento del guion dentro de la animación y qué es el storyboard y cómo se desarrolla. También la historia de la animación, desde la tradicional a la más avanzada. Pero también las particularidades que tiene la imagen cuando está en movimiento. De esta manera conocerás todos los elementos a tener en cuenta al dibujar ilustraciones para una animación que parezcan naturales, y no meros dibujos que se mueven de manera forzada.

 

¿Pensando en estudiar ilustración? Esto es todo lo que debes saber

 

Estudiar ilustración por ordenador: digital y vectorial

Como hemos mencionado, al estudiar ilustración, además de las bases y las técnicas tradicionales, también se estudia todo lo relacionado con la ilustración por ordenador. Conocerlo resulta imprescindible para cualquier ilustrador profesional en la actualidad. Sin ordenador tienen muy complicado trabajar a nivel profesional, y aunque las primeras ideas de una ilustración pueden darse en lápiz y papel, el ordenador termina tarde o temprano haciendo acto de presencia. Por lo tanto, dominar las técnicas digitales y los tipos de ilustración por ordenador está dentro de la formación que cualquiera que quiera estudiar ilustración debe adquirir.

Dentro de la ilustración por ordenador, se estudia tanto ilustración digital como vectorial. Dentro de la primera modalidad se repasa el uso de los distintos elementos virtuales que se emplean. Entre ellos no solo están los distintos tipos de pinceles. También las texturas que se pueden aplicar a los diseños. O los efectos, elementos que junto con las texturas permiten dar otro nivel a las ilustraciones que no se puede conseguir mediante la ilustración tradicional.

En cuanto a la ilustración vectorial, trata sobre el uso de formas para la generación de ilustraciones base para su posterior animación. En su estudio, además de aprender a utilizar los programas más indicados y populares para la realización de este tipo de ilustración, también se tocan temas como el uso de capas. Además, se revisa la preparación y exportación de diseños a otros programas con los que trabajar con las ilustraciones.

Por último, dentro de los estudios más avanzados, se trabaja en el storytelling, para aprender a contar historias mediante distintas ilustraciones. También para poder expresar ideas, conceptos o temas a través de una o varias ilustraciones.

¿Por qué estudiar ilustración?

Cualquiera que quiera dedicarse profesionalmente a la ilustración debe contar con una formación bastante sólida. Pero también tener una facilidad natural para el diseño y bastante práctica dibujando. La de ilustrador es una profesión con mucha competencia, por lo que requiere un trabajo sin descanso para lograr un buen nivel técnico. Y esto, en prácticamente todos los casos, solo se consigue con la formación adecuada. También asimilando que un ilustrador necesita formarse de manera continua.

Siempre están apareciendo técnicas nuevas, unas se ponen de moda y otras pasan por un tiempo al olvido para luego reaparecer. Un ilustrador debe estar al tanto de todo esto. Y también aprender a manejar el software para ilustración y animación que vaya apareciendo en el mercado. Tanto los nuevos programas como sus versiones. Todo ello requiere tiempo y esfuerzo, aunque una buena base resultado de los estudios de ilustración ayudan a ello.

Si todo esto no solo no te desanima sino que produce en ti el efecto contrario, te gusta dibujar y contar historias a través de dibujos, estudiar ilustración puede ser tu profesión de futuro. ¡Anímate a estudiar ilustración para convertirte en ilustrador profesional!