Mireia González
Área de Moda
24 de Octubre de 2019

Jeremy Scott director creativo de Moschino y uno de las personas más influyentes de la moda lo ha vuelto a hacer: ha convertido la alta cultura en un icono pop, en esta ocasión le ha tocado el turno al considerado el artista más importante del S.XX: Pablo Picasso, al cual homenajea en su última colección Primavera Verano 2020.

De eso va la moda actual, de descontextualizar y de beber de diferentes fuentes, corriendo el riesgo a veces  de quedarnos solo con el packaging, sin ir realmente a los significados.

También lo hizo Picasso en su momento, tomando referentes diversos, desde el arte ancestral africano, pasando por el Bosco, o sus contemporáneos como Matisse. Su gracia reside en deconstruir  el mundo para darle nuevos conceptos al arte, y eso mismo, en su sector, es lo que hace Scott, nos da mensajes decodificados, listos para digerir y consumir a pesar de su crítica al hiperconsumo presente en  muchas de sus colecciones, como la de hace solo 6 meses denominada the Price is right?, al final también  es un constructor de hypes de moda.

Vogue.com - Bella Hadid vestida de arlequín uno de los personajes icono de Pablo Picasso.  Diversos arlequines de Pablo Picasso años 10 del S.XX

 

El desfile fue un homenaje a los iconos o temas principales de Picasso y a sus musas con las principales “imágenes” que tenemos  de su obra: los arlequines, la chica con mandolina y la chica mirando a un espejo, pero las musas fueron las modelos icónicas de nuestros tiempos, Bella Hadid, Kaia Gerber y la más espectacular Cara Tylor, la cual ayudó a Scott a volver a trabajar uno de sus temas fetiche, la bidimensionalidad, como en el mítico desfile de 2017 donde trabajó las prendas como si de muñecas recortables se tratara.

 

Además de los “iconos” de Picasso, Scott hace un magnífico trabajo a la hora de desarrollar estampados extraídos de la obra del pintor, no tan textuales como los arlequines o demás referentes, pero si llenos de fuerza y expresividad, como si el propio Picasso se hubiera puesto a diseñar estampados. El aterrizaje de estas ideas en un producto altamente atractivo y novedoso, es lo verdaderamente interesante del show, aunque su parte instagrameable y de celebrities, algo indispensable para posicionar una marca de lujo, es algo en lo que Scott es insuperable.

Vogue.com - Kaia Gerber vestida como la obra Chica con Mandolina. Obra chica con mandolina de la etapa cubista de Picasso, años 20

 

Vogue.com - Diversas salidas del  desfile de Moschino Spring 2020 con estampados de inspiración picasiana