Óscar Guayabero
Área de Gráfico y Web
27 de Mayo de 2020

Laura Meseguer es de nuestras diseñadoras con una trayectoria más sólida y extensa. Lleva años trabajando en el entorno de la tipografía tanto en su diseño como en su aplicación. Ha trabajado bastante en los Países Bajos para publicaciones como periódicos y también impartiendo clases. Es la autora de uno de los mejores libros sobre aplicación de tipografía editados en castellano: TypoMag. Typography in Magazines y dirige una escuela/taller de tipografía avanzada Tipo.G

Su trabajo se distingue por su calidez y frescura. Calidez porque sus letras suelen ser amables, frescura porque a pesar del gran trabajo que hay detrás tienen siempre un aspecto “fácil”, como si siempre hubieran estado allí. Perteneciente a una generación que creció con la posmodernidad, sus tipos no son deudoras de dogmas gráficos, aunque si del rigor profesional. Viendo su instagram se percibe una vocación de mirada al pasado, a partir de rotulaciones pretéritas. Un poco en la linea de Louise Fili, a la que conoce y me consta que aprecia. Ahora ha lanzado una nueva tipografía la “Sisters” desde la fundición digital Type-ø-Tones  que dirige junto con Josema Urós.

 

La Sisters es una tipográfica interesante, contiene referencias diversas, desde el Art Decó al Stencil. Es una familia de tipografías “display” o “de títulos” pensada para tamaños medios y grandes que incluye una buena cantidad variantes. Las variaciones en el contraste, el peso y las características de diseño dan como resultado cuatro estilos distintos denominados de “One” a “Four” y de ahí le viene el nombre. Como si fueran hermanas, cada una distinta pero familiares entre ellas.

Como le pasa a muchos tipos, Sisters fue concebido como un proyecto de tipografía a medida; en este caso, los rótulos para la identidad de una exposición de arte en La Panera de Lleida. Así que solo las letras necesarias fueron dibujadas, más tarde el proyecto creció con vida propia hasta llegar a ser esta familia tan diversa y tan bien avenida que hoy presentamos. Con este motivo decidimos hacerle una minientrevista por Telegram.

 

En primer lugar te quería preguntar, ¿qué supone lanzar una tipografía al mercado?

El diseño de una tipografía o tipo de letra, sea una familia o un estilo solo puede responder a diferentes planteamientos, puede ser una respuesta a una necesidad, por ejemplo una tipografía para lectura a tamaños pequeños y en dispositivos digitales, o responder a una tendencia, por ejemplo tipografías de palo seco y geométricas para branding, o simplemente ser un ejercicio creativo por parte del diseñador o diseñadora. Por lo tanto, lanzarla al mercado puede ser una acción comercial o la respuesta a una inquietud más personal.

 

Sé que es un debate eterno, e imagino la respuesta pero, ¿crees que sigue siendo necesaria generar nuevos tipos?

Es una pregunta recurrente, que por cierto nadie les hace a los músicos, a los diseñadores de ropa, a los fotógrafos o a los chefs, por poner algunos ejemplos. La tipografía está en todas las formas de comunicación escrita y en multitud de dispositivos diferentes, nuevas tipografías dan respuesta a esas nuevas necesidades de comunicación sean funcionales o expresivas. 

 

Trabajas bastante fuera. ¿Hay allí mayor costumbre de contratar los servicios de un tipógrafo en el centro y norte de Europa?

La cultura del diseño es diferente en cada país, y por ejemplo en los Países Bajos está más arraigada, y el diseño de tipografías viene de una tradición, por lo tanto es normal que se entienda mejor el encargo tipográfico.

 

¿Crees que en nuestro país hay una cultura tipográfica como para hacer viable una Fundición Tipográfica como la vuestra?

Las fundiciones tipográficas españolas siempre estuvieron ahí, Iranzo, Richard Gans, Neufville… pero es desde la democratización del acceso al software de diseño y no solo de tipos, y su introducción en las escuelas, que se empezó a generar un interés más amplio por la tipografía y sobre todo a entender la cultura y el conocimiento en tipografía como algo imprescindible.

Respecto a las licencias, los archivos de fuentes se consideran software y todos sabemos que su uso sin licencia es piratería, ahora mismo existen muchas tipografías de uso libre, por lo que es de sentido común adaptarse a tus circunstancias. La tipografía forma parte del diseño y los diseñadores profesionales las licencian, además, ahora casi todas las fundiciones digitales tiene tests incorporados, o “trial fonts”, sistemas de alquiler, etc, nunca ha sido tan fácil acceder a ellas.

 

Tú has creado bastantes tipografías. Una vez en el mercado la gente las usa como quiere. ¿Te ha sorprendido alguna vez algún uso inesperado?

Siempre, una vez la dejas ir es incontrolable. Los usos no imaginados, a veces son brillantes, otros un poco frustrantes, pero no solo depende de la tipografía, sino de cómo se usa.

 

Por último, ¿cuál sería la tipografia que no has diseñado tú y que te hubiera gustado hacerlo?

¡Uy! muchas. Pero por citar una diría que la Birra Saison de Viktoriya Grabowska, mi selección para el “Certificate of Typographic Excellence” del Type Directors Club de 2020.