ESDESIGN
ESDESIGN - Escuela Superior de Diseño de Barcelona
16 de Julio de 2020

A pesar de la aparición de las nuevas tecnologías, la animación 2D sigue siendo una técnica tradicional muy utilizadaen parte gracias a la magia que supone dibujar a mano las piezas que se animarán a posteriori. Esto no quiere decir que la animación 2D se lleve a cabo sin tecnologías, al contrario, estas han llegado a la animación bidimensional y la han hecho mejor. 

¿Qué es la animación 2D?

Este tipo de animación es una de las que más se usa en la creación de dibujos y películas animadas, así como también es muy utilizada para realizar vídeos corporativos, material de educación y un sinfín de material.

Pero, antes que nada, hay que entender que una forma 2D que se animará es un objeto que tiene dos dimensiones y que se coloca sobre una superficie plana. Podemos decir que estas formas y objetos tienen área, pero no volumen.

Es especialmente importante que, a diferencia de la animación 3D, la animación 2D da vida a personajes, objetos y fondo siempre en un espacio plano de dos dimensiones. Pero no solamente las figuras pueden ser bidimensionales, las figuras también siempre que tengan anchura y longitud. Si utilizamos una terminología propia del campo de las matemáticas, podemos decir que ambos conceptos, tanto el 2D como el 3D, no son más que diferentes configuraciones geométricas. La diferencia entre ellos está en el caso de la animación 2D se requieren dos valores, mientras que el 3D lo que necesita para conocer su posición son tres.

Animacion 2D todo lo que debes de saber sobre esta tecnica tradicional

Sabiendo esto, lo demás es simple

Para conocer los orígenes de la animación hay que retroceder bastante en el tiempo, a la época en la que un experto en anatomía, Luigi Galvani (1737- 98), experimenta con impulsos eléctricos para estimular patas de ranas. En inglés, Animation es un acrónimo de ‘’animal’’ y ‘’movimiento’’ (animal y motion).

Así, la animación 2D implica dotar de movimiento a cualquier imagen siempre que se encuentre en un espacio de dos dimensiones. En este tipo de animación, los dibujos e imágenes se combinan en una única secuencia. De esta forma, cuando se reproducen juntos, proporcionan la sensación de movimiento.

¿Cuáles son los principales aspectos de la animación 2D?

A continuación, te mostramos cuáles son los aspectos básicos que debes tener en cuenta si vas a trabajar con la animación 2D:

  • El bosquejo de los dibujos
  • Un diseño adecuado y adaptado a las necesidades de los personajes
  • La creación de storyboards
  • Crear efectos especiales
  • La animación de las escenas de la película
  • No dejes de lado los fondos que van a servir como transición

Y esto es fundamental: la misión, el objetivo que persigue la creación de un vídeo animado es transmitir un mensaje o contar una historia involucrando a la audiencia y creando una gran experiencia para ellos.

¿Cómo se trabaja la animación 2D?

De forma general, podemos decir que existen dos tipos de proceso de animación, el de la animación 2D y el de la 3D. En ambas, el proceso de animación se producen tres fases.

Para llevarlo a cabo se necesitan herramientas que permitan hacerlo, y es fundamental seguir el proceso determinado en el que se incluyen aspectos como los que hemos comentado antes de incorporación de storyboards, por ejemplo. Los profesionales que lo realizan tienen una importancia vital en el éxito del proyecto.

Sabiendo esto, veamos cuáles son las tres fases por las que debe pasar un proyecto de animación 2D.

La fase de pre- producción

La pre- producción es el primer paso para cualquier pieza. Es en este momento en el que todo el equipo de profesionales tiene que crear y desarrollar la historia, crear el guion y los personajes y hacer algo tan importante como es el storyboard. Al tratarse de la etapa en la que todo se prepara, hay que dedicar a ella todos los esfuerzos posibles.

El storyboard tiene que contener los detalles más importantes del argumento y representarlos de forma gráfica y muy visual.

Acto seguido, es el momento de los personajes, crear fondos y cualquier otro aspecto visual. En este caso, siempre partimos de dibujos más simples hasta, que enriquecemos progresivamente hasta convertirse en las imágenes definitivas. También aquí se deciden las paletas de colores.

La fase de producción en animación 2D

Hay un claro objetivo en esta fase del proceso de animación: utilizar todos los elementos que se han creado en la etapa anterior para empezar a producir las distintas escenas. Como parte de esta fase, podemos incluir desde la creación de los fondos hasta la animación, tanto de cualquier acción de los personajes para dotarlos de un movimiento que se perciba lo más natural posible.

Igualmente, se realiza un proceso de depuración de todos aquellos elementos que no se van a usar, y, se crea la llamada hoja de exposición. Este documento es imprescindible en la producción, puesto que recoge lo más importante para la pieza de contenido. Señalamos entre los aspectos recogidos cualquier acción y tiempos de las escenas, la dimensión de la banda sonora y los diálogos de los que dispondrá, todas las capas de la animación que llevará, los fondos para las escenas y las perspectivas que se utilizarán.

La etapa final: la de postproducción

La etapa final en la animación 2D la postproducción. En este momento, el único objetivo que se persigue es mejorar lo máximo posible todo lo que se ha hecho anteriormente. Se revisan cada uno de los aspectos y elementos que componen la animación (duración de cada escena, comportamiento de la luz, movimiento...). Para que la historia que se cuenta y el mensaje que se transmite pueda llegar al usuario que lo visualiza, todos estos elementos deben estar correctos, y adecuados a las necesidades de la animación.

Cuando los profesionales comprueban que todo está correcto, es el momento en el que iniciamos el renderizado, para generar la pieza final con el formato o los formatos que se necesiten.