Marta Pérez, Elena Roca y Amanda Barros
Premios Premios V Edición

Entrevista a Marta Pérez, Elena Roca y Amanda Barros, finalistas de la V Edición de los Premios TFM

Conocemos lo que rodea a ness

24 de Noviembre de 2021

Hablamos con Marta Pérez, Elena Roca y Amanda Barros, alumnas del Máster en Diseño de Espacio Comercial: Retail Design y finalistas de la quinta edición de los Premios Trabajo de Final de Máster de ESDESIGN.

¡Hola a las tres! Os queremos dar la enhorabuena por vuestro proyecto ness. Nos parece genial y queremos haceros unas preguntas para conocer más sobre este.

¿Cuál es el reto en el que se basa?

Ness consiste en la creación de una marca y tienda que ofrezca nuevas sillas colgantes, a día de hoy inexistentes, creando una experiencia de compra diferente y divertida a través de un espacio figital, dinámico y lúdico que apoya la inserción de este nuevo producto en los espacios tanto particulares como comerciales.

¿Y si las bibliotecas enfocaran el estudio de una manera más social, relajada y atractiva cambiando la forma de sentarse? ¿Y si desaparecieran en un restaurante los ruidos de arrastrar las sillas? ¿Cómo sería la experiencia de firmar una hipoteca o préstamo un espacio más relajado gracias al beneficio que ofrece el balanceo de una silla colgante? Estos son solo algunos de los posibles usos.

¿Qué solución ofrece para la vida real?

Ness tiene como medio y como fin la interacción del usuario. Por un lado, la marca se dirige a un público que busca algo nuevo, con cierta sensibilidad por el diseño, el bienestar y la sostenibilidad; un target joven, con nuevas ideas, negocios y espacios en cultivo o emergiendo. La marca ofrece a estos nuevos proyectos elementos con los que poder desarrollarse.

La sociedad es cambiante, sin embargo seguimos utilizando las sillas y ciertos espacios de una manera bastante costumbrista. Nuestro proyecto se basa en la creencia de que cambiando ciertos aspectos mediante la implantación de nuevas sillas colgantes sería posible crear nuevas interacciones sociales más enriquecedoras a nivel particular y comunitario. Y decimos nuevas porque las existentes tienen un estilo muy marcado y poco evolucionado.

Por otro lado, la marca y la tienda se visten de un optimismo real, de una diversión ordenada, de transparencia hacia el cliente y a la vez se retroalimentan de diseñadores y proveedores que ofrecen nuevas ideas, soluciones, materiales y tecnologías con vistas a un futuro más sostenible y por ende de calidad.

¿Cómo lo habéis trabajado? ¿Qué metodologías y softwares habéis utilizado?

Hay que tener en cuenta que ha sido un trabajo en grupo, con distintos perfiles creativos. Esto, si se hace bien lleva consigo muchos beneficios, y uno de ellos es abarcar el proyecto combinando conocimientos y por ende softwares.

Hemos aprendido unas de otras e incluso hemos superado obstáculos, como el modelado de las sillas en 3D para lo que tratamos usar desde Blender a Cinema 4D, aunque finalmente la mejor opción fue no meterse en softwares poco conocidos. La solución final fue mezclar Sketchup con Photoshop.

Quizás lo más bonito del proceso ni si quiera haya sido la satisfacción y euforia de llegar al resultado final, sino el camino que hemos seguido hasta llegar ahí. Nos llegó como punto de partida una Idea de negocio que valoramos y por supuesto era viable, pero desde el momento en el que las tres estuvimos de acuerdo en explorar, arriesgar y “complicarnos la vida” por lo que creíamos que merecía la pena iniciamos una metodología que combatía el conformismo y se dedicaba a dar con una nueva solución para una comunidad subyacente en la sociedad actual y venidera.

Desde entonces nos embarcamos en lluvias de ideas, mapas conceptuales, moodboards, bocetos, maquetas, fotomontajes, prototipos, modelados 3D, planimetría… Eso sí, algo muy importante fueron las reuniones, investigar y pensar por separado, exponerlo en conjunto el día y hora marcada y darnos feedback entre nosotras o tratar los dados por la tutora.

¿Qué aprendizajes os lleváis del máster?

Las tres hemos aprendido muchísimo del máster, no nos inscribimos con el mismo objetivo concreto, pero sí con uno general : el avanzar. Y, por suerte, es algo que nos llevamos todas. El retail es un campo que tal vez necesite regenerarse o al menos seguir avanzando. Un campo no tan conocido como puede ser el del diseño web o la arquitectura, y a su vez, un campo que no es sólo es que admita, sino que reclama la interacción de otros tantos. Es un terreno muy enriquecedor al que si se le saca partido, todos saldremos ganando, como diseñadores y como sociedad.

¿Cuáles son vuestros próximos pasos como profesionales del diseño? ¿Vais a seguir con el proyecto y hacerlo realidad?

A día de hoy no disponemos del capital para poder hacer realidad nuestro proyecto. Pese a ello, no descartamos buscar a quién, por el contrario, tenga el capital y le falte una idea. Quién sabe...si nosotras creímos en ello, ¡puede que haya quién lo haga hasta el punto de costearlo! Mientras tanto cada una seguimos desarrollando nuestra carrera por separado.

Muchas gracias por permitirnos entender el gran trabajo que habéis realizado. ¡Os deseamos las mejores de las suertes en lo que resta de edición!

Compartir RRSS